Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top


Visión del iPad Mini por un Desarrollador

TECHcetera
  • El 1 noviembre, 2012
  • Somos una comunidad de hispano-parlantes que gira alrededor de la tecnología y la cultura digital

Soy desarrollador de aplicaciones para iOS desde hace ya varios años. He tenido muchas aplicaciones en el App Store y como estudiante ha sido un ingreso económico importante. Cuando Apple lanzó al publico el iPhone SDK (hoy en día iOS SDK) vi una oportunidad excelente tanto de negocio como de aprendizaje y de poder ver mis ideas hechas realidad. Aunque el camino ha sido largo y en muchos momentos frustrante tengo que admitir que en este momento el lanzamiento del iPad Mini es un respiro enorme en lo que yo llamo términos de desarrollo.

Desde hace un par de keynotes, la compañía de la manzana viene ofreciendo productos nuevos con pequeñas pero importantes novedades que hacen de la interacción entre hombre-maquina una experiencia mucho mas agradable. ¿Como no recordar la presentación de la pantalla retina? o la primera presentación en publico del iPad donde todos afirmaban que era un iPod Touch grande. Fueron momentos donde se nos iluminaban los ojos con ver los productos o nos deprimíamos al no ver lo que estábamos esperando para luego volvernos a ilusionarnos al tener el producto por primera vez en nuestras manos. A causa justa, el punto de vista para los desarrolladores de aplicaciones tiende a ser muy diferente al de los usuarios promedio. Las cosas suelen ser no tan sencillas como parecen y los momentos de desesperación empiezan a aparecer. 

Hace un buen tiempo solía realizar mis desarrollos como un único proyecto que funcionaba para el iPod Touch y el iPhone al mismo tiempo. Para ser desarrollador oficial de Apple basta con comprar su licencia anual de 100 dólares. iOS siempre ha sido criticado por ser un sistema operativo cerrado. No da privilegios, acceso a sus archivos principales y se tiene muchas limitaciones. Sin embargo yo lo veo por el lado bueno. El sistema es mucho mas estable, mas fiable, mas seguro, mucho mas rápido, y mas integrado entre aplicaciones de terceros. La cosa funcionaba sin problemas y mis limitaciones no eran mayores. A medida que empezó a pasar el tiempo sucedieron dos eventos que marcaron a Apple en su historia.

La pantalla retina y el nacimiento del iPad. En el primer caso causó agrado más que cualquier otra cosa. Solo era necesario en el mismo proyecto agregar una imagen con el doble de resolución y en el nombre ponerle la extensión de @2x. Del resto se encarga el sistema operativo. Por el lado del iPad la cosa no fue tan sencilla. Había que crear un proyecto aparte ya fuera para una aplicación solo para iPad, o una aplicación universal, copiar y pegar código, y arreglar problemas. Aún cuando la app fuera de uso mutuo, el diseño entre la tableta y el celular no es nunca el mismo si se quiere obtener un producto de buena calidad. 

Luego aparecería el iPad Retina el cual con buena suerte fue solo agregar otra extensión y la cosa seguía funcionando sin problemas. Finalmente hace pocos meses salió el iPhone 5, que no solo tiene pantalla mas grande y con mas pixeles sino que esta vez ya no basto con un simple cambio de nombre a las imágenes para desarrollar para este. Se debe rediseñar la aplicación en buena parte para evitar problemas de diseño y aprovechar el nuevo espacio extra. Si se fijan ya con estas pequeñas cosas ya son muchas las perspectivas y posibilidades para analizar. Es por eso que mas que agradarme el iPad MIni, creo que sufrí bastante con ver como Apple iba a solucionar el problema para los desarrolladores. No solo no quería ver mas extensiones en mis archivos, más imágenes ni proyectos pesados, sino que tampoco quería ver la parte de rendimiento. Podrán imaginar mi sorpresa cuando vi las especificaciones técnicas del nuevo dispositivo de la familia. ESTABA FELIZ, así como cuando el Madrid le gana al Barça con gol de Ronaldo. Apple dio exactamente donde tocaba con este aparato. Logro minimizar el tamaño dejando la misma resolución y el mismo procesador que el iPad 2. Es decir que no hay que hacer nada nuevo para desarrollar para el mini, sino que ademas de que el mercado de tabletas con iOS va a crecer rápidamente, todos nuestros desarrollos que estaban hechos para el iPad van a servir sin ningún problema. Por primera vez puedo ilusionarme con que Apple venda muchísimos millones de dispositivos sin el miedo de darme mas trabajo con resultados no muy seguros y de una manera que agradeceré demasiado al recibir la paga.