Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Hasta la más Fanáticos abandonan a Blackberry [Opinión]

Samir Estefan

A RIM, el fabricante de Blackberry, no le ha ido bien este año. Su market share sigue cayendo vertiginosamente (Comscore mostró una caída de 5% tan sólo desde Mayo de este año hasta Septiembre), su tablet – el Playbook – se vende menos que el Microsoft Zune (que por cierto ya ha sido descontinuado), Apple y Samsung han presentado sus propias plataformas de mensajería instantánea para competirle, sus acciones valen solo el 39% de lo que valían en Enero (piénselo bien: si usted tenía US$ 100,000 en acciones de RIM ya perdió US$ 61,000) y la semana pasada dejaron a todos sus usuarios a nivel mundial sin servicio de datos por cerca de 3 días. Ya se habla de demandas colectivas y algunas autoridades en América Latina incluso han hablado de compensación a los usuarios.

Y como al caído hay que caerle, hoy se publicaron los resultados de algunos estudios, entre ellos uno de Enterprise Management Associates, que demuestra que incluso a nivel corporativo – el bastión más fuerte de Blackberry – la compañía está perdiendo terreno. Un 30% de los usuarios de grandes corporaciones están pensando en abandonar la plataforma. Y esto fue antes de la debacle de la semana pasada.

Los que me conocen saben que aborrezco el Blackberry. Creo que en los años 90 fueron buenos. Creo que RIM hizo algo fantástico y cambió los paradigmas de la productividad en el mundo.

Pero eso fue en el siglo pasado. Hoy la segunda década del siglo XXI, el Blackberry es un vejestorio. Es como tener un Renault 4 modelo ’74, un televisor de tubo o un teléfono análogo con disco.

No entiendo la obsesión de las personas por esos pequeños e incómodos botoncitos, con los que cuando uno quiere escribir un número debe presionar varias teclas a la vez. No entiendo por qué la gente quiere una pantalla pequeña en vez de una pantalla de 3.5″ o incluso de 4.2″ como la de los nuevos teléfonos Android. No entiendo por qué aún leen su correo en un formato en el que la mitad de lo que reciben no se puede ver porque viene en Html.

La única razón por la RIM no se ha quebrado, es por su base instalada a nivel corporativo. A nivel corporativo, el usuario recibe el equipo que su empleador le de. Punto. Le guste o no. Si pudiera escoger, el 81% NO es escogería un Blackberry; escogería un Android, un iPhone, un Windows Phone.

En América Latina estamos empezando a vivir el BYO a nivel empresarial. Cada vez más usuarios están llevando sus propios equipos. Aquellos que les sirven, que dominan. Aquellos con los que sienten cómodos y productivos. Aquellos con los que se sienten identificados. BYO: Bring Your Own.

Cada vez más, uno ve a empresarios y altos directivos de empresas con teléfonos diferentes a Blackberry. Cada vez más, salen ejemplos de compañías que están haciendo deployments de otras plataformas al interior de sus empresas, incluso en sectores tan complejos como el financiero. Cada vez más, vemos a usuarios inteligentes que toman decisiones basadas en funcionalidad, en diseño, en la experiencia y en el ecosistema que le ofrece su teléfono móvil. Y lo peor (o lo mejor?) es que cada vez uno más empresas dispuestas a buscar alternativas a Blackberry

No creo que el Blackberry se vaya a acabar ni que RIM se quiebre, aunque por lo visto no hay nadie interesado en comprar la compañía lo cual la pone en un riesgo mayor. Creo que los Blackberry serán el “dumbphone” por preferencia y que en su nueva existencia entrará a competir en la gama baja del mercado con los equipos Alcaltel, Huawei y Nokia de gama baja.

Creo que el ataque de Android y de Apple, sumada a una entrada fuertísima de los Windows Phones en este cierre de año los empujará a un mercado más bajo, más entry level, menos exigente.

Pero esa es mi opinión. Ustedes que opinan?