fbpx
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Esta tarjeta disminuye sustancialmente el riesgo de pagar en línea

Samir Estefan

Cada día vemos y oímos historias de fraude bancario, de suplantación de identidad a la hora de pagar y de clonación de tarjetas de crédito tanto en físico como en línea. Es uno de los delitos más comunes en el mundo y, en especial, en América Latina. Seguro usted conoce que ha sido víctima de algunos de estos delitos.

En el 2014 se perdieron USD 16Mil Millones por fraude

Según cifras del Nilson Report, el año pasado las pérdidas por fraude ascendieron a USD 16Mil Millones – un aumento de 19% – y los fraudes asociados a transacciones en línea (aquellas en que no es necesario presentar la tarjeta de crédito) representaron 25% de este monto, un número que aumentará exponencialmente en la medida en que el comercio electrónico y las ventas en línea sigan creciendo. 

El tema es sencillo: nuestro modelo de tarjetas de crédito es estático y con un poco de paciencia y malicia cualquiera puede conseguir las diferentes piezas del rompecabezas para poder hacerse pasar por usted: Nombre y Número de Identificación, Número de Tarjeta, Dirección de Cobro, Fecha de Vencimiento y Código de Seguridad de la misma. Es sólo cuestión de tiempo (y de ingenuidad de los usuarios). 

Para las transacciones bancarias, especialmente aquellas de clientes corporativos, los bancos han implementado soluciones de 2 pasos que incluyen códigos dinámicos (seguro ha visto los famosos tokens). Esta solución ha disminuido SUSTANCIALMENTE los fraudes en dicho segmento. 

Esta semana, Gemalto – una de las compañías líderes en seguridad digital – anunció el lanzamiento de una tarjeta de crédito con lo que ha llamado Código de Verificación Dinámico. Piénselo así: en vez de tener un código estático en la parte de atrás de su tarjeta (ese de 3 dígitos), usted tiene un código dinámico que cambia cada 20 minutos. Así, en caso de que algún ciber-malechor se haga a todos los datos de su tarjeta de crédito, estos serán vigentes sólo por 20 minutos disminuyendo notoriamente la ventana de tiempo en la que puede suplantarlo. 

La tarjeta es muy similar a las actuales. Su diferencia radica en la presencia de una pequeña pantalla en la que despliega el código de seguridad dinámico, al igual que una aplicación en línea con la que puede hacer la verificación. Pueden ver cómo funciona en este video. 

Una solución interesante para incrementar la seguridad de los usuarios que cada día utilizamos más medios de pago electrónicos. Ahora sólo falta que las instituciones financieras “compren la idea” y comiencen a entregársela a sus usuarios.