fbpx
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

¿Está listo para los “drones de distanciamiento”?

¿Está listo para los “drones de distanciamiento”?
Samir Estefan

Una vez salgamos del aislamiento obligatorio y hasta que no exista una vacuna y/o cura efectivas para el COVD-19, tendremos que vivir bajo un modelo de distanciamiento social que garantice al menos 2 metros de distancia en todas direcciones entre la gente (si están haciendo ejercicio debe ser 5 metros) con el fin de evitar la propagación del virus.

Ya en China, Italia y España las autoridades han utilizado drones con altavoces para “regañar” a quienes violan las medidas de aislamiento pero muchos se preguntan cómo se puede ampliar el uso de este tipo de aeronaves no tripuladas de forma más automática y efectiva cuando el número de personas en la calle incremente notoriamente en las semanas que vienen.

La solución parece ser una mezcla de drones con cámaras “inteligentes” y altavoces que pueden hacer 4 cosas claves:

  1. Medir distancias – Las cámaras pueden detectar la distancia entre la gente e identificar (en rojo) aquellos que no están manteniendo el distanciamiento social requerido
  2. Medir temperatura corporales – Los drones están equipos con sensores de calor que pueden detectar la temperatura de los usuarios
  3. Dar instrucciones por medio de altavoces que hagan las reconvenciones verbales a las personas
  4. Informar a las autoridades de los sitios en donde se presentan situaciones que requieren su intervención física. í

Son varios los fabricantes de drones que han comenzado a incorporar algunas de estas tecnologías en sus aeronaves. DraganFly, una compañía norteamericana experta en el uso de drones inteligentes, ha comenzado incluso pilotos con algunos departamentos de policía en Estados Unidos y esperan masificar su uso en los meses que vienen.

La utilización de este tipo de tecnologías, aunque beneficioso, abre también un debate importante alrededor de su uso, en especial con temas relacionados con la privacidad de la gente y con la exactitud de las mediciones de sus instrumentos.

Sin embargo, es claro que en lo que resta del año seguiremos viendo cada vez más la adopción de este tipo de tecnologías por parte de las autoridades.