fbpx
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

El Spam en blogs al descubierto!

Felipe Lizcano

Señor lector si usted tiene un blog u otro medio digital en el cual los visitantes puedan dejar algún tipo de retroalimentación o comentario, seguramente ya habrá sido víctima de ataques informáticos sin que siquiera lo haya notado (en caso que no tenga el suficiente conocimiento sobre el “Spam” y sus diferentes manifestaciones).

Como en la mayoría de las situaciones, lo más importante es estar informado sobre el peligro y sus características para saber qué hacer cuando se presente (así la solución sea correo o llamar a un experto, o las dos cosas). Por lo mismo, aclaro que se le llama “Spam” a los mensajes basura que no son solicitados por el receptor y, en su mayoría, provienen de un remitente desconocido. En general, dichos mensajes tienen una finalidad publicitaria ya que se envían en grandes cantidades (incluso en lotes masivos) y tienden a afectar al receptor, bien sea porque le llenan el servidor de mensajes que le hacen publicidad a bienes o servicios de una naturaleza diferente a la del objeto del sitio web en donde quedan publicados, o porque desvían la atención del lector robando tráfico hacia otros sitios o porque, simplemente, enlazan con sitios llenos de contenido fraudulento o virus.

Estos son algunos ejemplos de “Spam” que en el caso de un sitio web, pueden llegar en varios idiomas, colores, sabores, a manera de crítica constructiva o destructiva:

  • Mensaje en el cual el remitente abiertamente le ofrece servicios a los dueños del sitio web a través de comentarios (inclusive en ocasiones viene en idiomas diferentes al usado en el sitio).
  • Mensaje con intentos en idioma local que, a primera vista, puede tomarse como una especie de cumplido para el autor de una nota pero que, ya al mirarlo con detenimiento y objetividad, se puede encontrar  en el nombre del autor u algún otro campo irrelevante un enlace que pretende ayudar en posicionamiento web (SEO) de otro sitio web.

Hasta el momento, estas prácticas parecen molestas, inofensivas y hasta sin razón  pero hay que tener en cuenta que cuando un motor de búsqueda como Google empieza a revisar un sitio web para determinar en que orden listarlo, uno de los factores determinantes es el número de enlaces que hacen referencia (“back-links”) desde otros sitios de Internet y/o redes sociales. Por ejemplo, mientras más enlaces de otros sitios existan hacia TECHcetera.co, mejor será el ranking de esta “maravillosa página” en los resultados de búsqueda de Google, Bing, Yahoo, etc. Por lógica, los buscadores suelen llegar a concluir que mientras  más referencias, TECHcetera.co es un sitio más propenso a tener la información que un visitante potencial podría estar buscando.

La práctica del Spam es muy común en el marketing digital del tipo “guerrilla”, en el cual se hacen muchísimos comentarios en sitios que pueden estar o no relacionados con el enfoque de un determinado negocio con la finalidad de conseguir tantos enlaces o back-links a un especial sitio como sea posible. La producción en masa de los comentarios genéricos por medio de scripts de programación mal-intencionada es una de las manifestaciones del “Black SEO” u “optimización mal intencionada de un sitio web para engancharlo con los motores de búsqueda”,  que incluye el uso de técnicas poco honorables, deshonestas, y sobretodo, muy molestas para los administradores o dueños de los sitios web que son víctimas del spam.

La práctica del Spam es muy común en el marketing digital del tipo “guerrilla”, en el cual se hacen muchísimos comentarios en sitios que pueden estar o no relacionados con el enfoque de un determinado negocio con la finalidad de conseguir tantos enlaces o back-links a un especial sitio como sea posible. La producción en masa de los comentarios genéricos por medio de scripts de programación mal-intencionada es una de las manifestaciones del “Black SEO” u “optimización mal intencionada de un sitio web para engancharlo con los motores de búsqueda”,  que incluye el uso de técnicas poco honorables, deshonestas, y sobretodo, muy molestas para los administradores o dueños de los sitios web que son víctimas del spam.

Como todo esto es una mala práctica, Google, Bing y otros ha desarrollado una serie de filtros para penalizar a los “Spammers”, ubicándolos en las posiciones más bajas en las listas de resultados de búsqueda, e incluso bloqueándolos para que no aparezcan por ningún tipo de búsqueda. Por eso, señor usuario, los consejos son simples:

  • Manténgase informado.
  • Si tiene un blog con la posibilidad de recibir comentarios y/o archivos de su potencial audiencia, configure filtros que le permitan revisar minuciosamente la información antes de aceptarla como parte de su valioso contenido.
  • Si recibe comentarios o emails con títulos como “agrande su miembro”, “Viagra”, “píldoras maravillosas”, “sexo gratuito” proceda a borrarlos (absténgase de cargar las imágenes ni hacer clic en los enlaces).
  • No permita ni aloje comentarios ni archivos que lleven a enlaces a sitios oscuros o fraudulentos.
  • Mantenga actualizado el antivirus del administrador del sitio y, en lo posible, obtenga  servicios como http://www.sitelock.com/  certificaciones SSL (ayuda a garantizar a los clientes que pueden utilizar con seguridad su sitio, tanto para visitarlo, realizar compras en él o iniciar sesión) para resguardar su blog o página.

Si nada de lo anterior funciona o lo saca del lio, consulte a su amigo más ilustrado en el tema o llame a un experto.

Finalmente señor lector, espero que después de todos estos consejos, pueda evitar que salgan en vivo este tipo de comentarios (ver imagen) en su sitio.

Varios ejemplos de Spam