fbpx
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

El error fatal de Microsoft

AWaldraff

Estaba preparando un post acerca de OS X Mountain Lion. Quería hablar de la convergencia entre los sistemas operativos móviles y los tradicionales. Revisé algunas cifras de crecimiento de los sistemas operativos e inmediatamente caí en cuenta del error garrafal que comete Microsoft. Lo cual me lleva a escribir este comentario.  

Los números muestran que dentro de los sistemas operativos tradicionales, el único que esta creciendo es OS X, y lo hace mas por efecto de compatibilidad entre iPhone, iPad y computador, que por una verdadera diferenciación radical entre una y otra plataforma. El negocio de los sistemas operativos ya llegó a su madurez y su crecimiento es marginal.

En el sector de la tecnología el crecimiento proviene de plataformas móviles, smartphones y tablets, dónde hay claro dominio de Android y Apple en principio, pero dónde Microsoft posiblemente podría llegar a tomar una proporción importante del mercado haciendo gastos significativos de desarrollo y mercadeo. Sin embargo Apple, con su modelo integrado, es la única empresa que hace grandes utilidades en este mercado. Para los demás jugadores las utilidades provienen de las aplicaciones que se instalan sobre estas plataformas.

Microsoft es históricamente el gran ganador en este espacio. Microsoft Office se encuentra instalado en prácticamente todos los computadores del mundo que corren Windows u OS X. Piénselo, apreciado lector, en realidad la mayoría usa Windows, porque allí corre Office, no porque sea un sistema operativo superior. Microsoft se ha negado a lanzar una versión de Office para móviles. Esto ya de por sí constituye un error craso. A este punto, Microsoft ha dejado de vender varios cientos de millones de dólares al no estar presente en estas plataformas.  Pero ese es un reclamo que deberían hacer los accionistas de Microsoft.

Hasta ahora todos estábamos completamente convencidos de que tener Microsoft Office instalado en nuestro dispositivo era una obligación para ser productivos. El mercadeo de Microsoft había hecho un trabajo excepcional, y no era posible para nadie (excepto tal vez Steve Jobs) considerar una plataforma de cómputo que no incluyera Word, Excel y PowerPoint cómo un mínimo fundamental de usabilidad. 

Con el éxito de las plataformas móviles, este velo ha caído. Millones de personas hemos usado iPhone, iPad, Blackberry, Android, Linux, OS X sin Microsoft Office y contrario a lo que pensábamos, seguimos siendo productivos y hemos venido encontrando alternativas al uso de Office para el intercambio de información. Ahora intercambiamos notas y escritos, números y presentaciones a través de múltiples servicios en la nubey en las plataformas empresariales. Hay un movimiento gigantesco alrededor de evitar el uso de Office, para poder usar nuestros dispositivos móviles. Hemos cortado la dependencia de Microsoft de raíz. Y ese, creo yo, será el error garrafal, que llevará a Microsoft a la irrelevancia en unos cuantos años.