Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top


Del Censo Poblacional y el comienzo de las cadenas mentirosas

Del Censo Poblacional y el comienzo de las cadenas mentirosas
Samir Estefan
  • El 15 enero, 2018
  • Evangelista Tecnológico / Consultor Empresarial en temas de Transformación Digital y Software Asset Management / Conferencista Internacional / Blogger

Prepárese. El 2018 traerá consigo una sarta de mentiras y engaños que se propagarán por redes sociales y plataformas de mensajería electrónica sin piedad.

Pasará porque hemos demostrado nuestro nivel de ignorancia en el manejo de estas herramientas y de credulidad en lo que nos envían nuestros familiares, amigos y contactos (El Brexit, Trump y la campaña del “No” así lo han demostrado).

Pasará, además, porque en Costa Rica, El Salvador, Colombia, Paraguay, Mexico, Brasil, Peru, Venezuela y Estados Unidos (por solo hablar de nuestro continente) hay elecciones populares y por ende hay intereses importantes en manipular al electorado.

Ya hemos visto el comienzo del algunas de ellas relacionadas con el eCenso y el Censo Poblacional que se llevarán a cabo en Colombia este semestre. Ya hemos recibido cadenas de WhatsApp  que hablan de fraude en la elecciones y que invitan a no dejarse censar. Cadenas como esta:

O correos electrónicos más elaborados que no solo hablan del proceso de autocensarse electrónicamente sino del Censo per se y que mencionan a “Cubanos profesionales especializados en sistemas e informática” que estarán a cargo del fraude mas grande en la historia del país. Algo así:

Por favor, no caiga en la mentira de este tipo de cadenas. Y no las propague. Recuerde que reenviar, retwittear, repostear y darle like a estos contenidos lo hace a usted solidariamente responsable y es la razón fundamental por la que las noticias falsas existen (el responsable de la Noticias Falsas es Usted).

Mi invitación es a que si usted recibe uno de estos mensajes lea con atención su contenido, busque en sitios reconocidos información sobre el tema que contenga, se eduque sobre el mismo y no coma entero.

En el caso del Censo, una lectura básica del mensaje y una investigación corta sobre los temas permiten darse cuenta de la cantidad de mentiras que contienen las cadenas:

  1. El Censo POBLACIONAL y el Proceso ELECTORAL no tienen nada que ver el uno con el otro (por lo menos no para estas elecciones, puede que para próximas ediciones cambie el panorama por la cantidad de habitantes de los diferentes municipios pero eso no pasará antes de 4 años).
  2. En Colombia NO HAY VOTO ELECTRONICO. Usted debe presentarse personalmente con su cédula previamente inscrita al puesto de votación para ejercer su derecho de votar.
  3. Para poder votar debió haber inscrito su cédula previamente y el período de inscripción se cerró la semana pasada (antes de que comenzara el censo).
  4. Si usted no hace el eCenso, tranquilo. No pasa nada. Lo único es que cuando lo censen fisicamente – y recuerde que no dejarse censar puede acarrear multas de hasta 39 millones de pesos – el proceso será un poco más largo. Si usted ha completado el eCenso previo a la visita del equipo del DANE a su hogar, quien haga el proceso físico básicamente validará los datos que usted ya consignó y todo será más rápido.
  5. Las preguntas del eCenso poco tienen que ver con el proceso electoral. Están enfocadas en su tipo de vivienda, en su núcleo familiar y en su nivel educativo. Sí, le piden su documento de identificación, pero de la información que se podría utilizar para el supuesto fraude y que le piden en el eCenso (nombre, fecha de nacimiento, # de cédula y fecha de su expedición) es poco lo que el gobierno ya no sabe de usted.

Si decide participar del eCenso, tome las siguientes precauciones:

  1. No utilice la misma contraseña para registrarse en el sistema que aquellas que utiliza en sus redes sociales, correos electrónicos u otros servicios en linea.
  2. No comparta en redes sociales el certificado que le expiden, por lo menos no de manera pública pues la información de quiénes hacen parte de su núcleo familiar y sus números de identificación pueden ser utilizados por los ciber-delincuentes para engañarlo después (por ejemplo con la tradicional “llamada millonaria”).

Piense en esto: en un país donde cada administración y empresa de vigilancia de cualquier edificio que usted ha ido tiene su nombre, apellido, número de cédula, fecha de expedición, foto y huella (¿se acuerda que se las pidieron para dejarlo entrar?) pensar que respondiendo unas preguntas básicas sobre usted, su familia y su vivienda en un formulario en línea del gobierno abre paso al fraude mas grande de la historia no sólo es ingenuo sino que raya en lo irresponsable.

No se deje engañar, detrás de estas cadenas hay otros intereses.