fbpx
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Después de esto YouTube saldrá favorecido y la TV lineal perecerá

Después de esto YouTube saldrá favorecido y la TV lineal perecerá
Samir Estefan

Desde años hemos venido hablando de la inminente muerte de la televisión como la conocemos y de cómo los cord-cutters (esas personas que cancelan sus servicios de TV paga) crecen en varias regiones del planeta.

En Estados Unidos, por ejemplo, el número de cord-cutters creció cerca de 60% entre el 2017 y el 2019….

… y aunque en América Latina no hemos llegado a esos niveles sí vemos como o se aplanado la curva de adopción de la televisión por suscripción o ya ha empezado a bajar liderados por Mexico y Argentina….

Cuando se le pregunta a los usuarios que han cancelado su acceso a la televisión tradicional qué es lo que más extrañan del servicio estos resaltan los eventos en vivo (especialmente los deportes) y las noticias locales (aunque más de la mitad dicen no extrañar nada).

Ahora bien, con la llegada del Coronavirus y las restricciones de movilidad requeridas para aplacar el avance de la pandemia está pasando algo interesante.

El consumo de televisión ha subido. Un reporte emitido por Kantar Ibope Media para el mercado Colombiano a comienzos de la semana, vio un aumento en la cantidad de gente (+21%) y de tiempo de consumo de televisión (+37 minutos), liderados por el consumo de series infantiles y programas de humor.

Pero si miramos el tema con lupa y lo comparamos con el incremento en el consumo de internet, el de la televisión es minúsculo:

El consumo de YouTube y Netflix ha crecido tanto que ambas compañías han anunciado que disminuirán la calidad de sus videos a definición estándar con el fin de contrarrestar el impacto del incremento del volumen.

El crecimiento exponencial de TikTok sólo se ha disparado aún más con la llegada del Coronavirus.

Y si miramos lo que ha pasado con los principales contenidos veremos un paso importantísimo de los principales programas de la televisión lineal -esa que hay que ver a una hora específica por un canal específico- a plataforma asincrónicas en donde el costo de producción es mucho menor y el consumo se puede dar de manera asincrónica (es decir cuando cada “televidente” quiera consumirlo).

Tome por ejemplo lo que ha ocurrido con los talk shows en Estados Unidos. Derivado de la cuarentena decretada en Los Angeles y Nueva York, la mayoría de los programas de opinión más vistos por los norteamericano se han dejado de grabar en los estudios de las compañías y están siendo grabados desde casa, con implementos de uso diario y transmitiendo vía YouTube.

Conan O’Brien, Stephen Colbert, Trevor Noah Y Jimmy Kimel son sólo una pequeña muestra de cómo el modelo de YouTube sobrevive y crece mientras que los modelos tradicionales se ven abocados a retransmitir programas viejos para llenar su parrilla.

Y aunque es claro que este brinco del plataforma es temporal, también es claro que cuando los estudios de televisión hagan cuentas, revisen costos y miren el reach de los programas comenzarán a llevarse más de su contenido a plataformas digitales asincrónicas.

Y así el COVID-19 (o SARS-CoV-2 como lo llaman ahora los científicos) terminará siendo la gota que terminará hundiendo el modelo actual de consumo de televisión y abriéndole la puerta a la adopción masiva de plataformas digitales, donde YouTube será el gran ganador.