Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

De Netflix y el futuro de la televisión lineal

De Netflix y el futuro de la televisión lineal
Samir Estefan

Netflix la sigue reventando. En el reporte de sus resultados financieros de esta semana la compañía indicó que agregó 7 millones de nuevos suscriptores entre Julio y Septiembre (ya tiene 137 millones de membresías activas lo que podría poner el número real de usuarios por encima de los 250 millones), la gran mayoría por fuera de Estados Unidos e informó que los ingresos por concepto de streaming crecieron 36% con respecto a los reportados en el mismo trimestre del año pasado. 

La compañía sigue demostrando que su apuesta por la innovación – por ejemplo eliminando los puntos de fricción que afectan la experiencia de sus clientes – y la producción de su propio contenido es un éxito. Y no solo en la cantidad de usuarios. Las cifras hablan de cómo cada usuario está consumiendo cada vez más contenido en la plataforma y pasando más tiempo en ella.

No en vano Reed Hastings se da el lujo de decir que su mayor competencia es el sueño. 

¿Y la televisión tradicional?

Pero, ¿y la televisión tradicional? ¿Qué será de la grandes cadenas de televisión cuando el binge-watching acabe con el modelo actual? 

La compañía tiene una teoría: la televisión lineal se limitará a lo que llamado “large simultaneous viewing spectacles”. Grandes espectáculos de visualización simultánea como eventos deportivos y noticias. 

¿Y entonces, las cadenas qué harán con el resto de su contenido? Hastings & Co creen que seguirán el modelo de Disney+Fox (guácala Fox y su neopopulismo ultraderechista). Tendrán plataformas digitales – que competirán con Netflix – con modelos all-you-can-eat y contenido premium a la carta entregada vía internet y limitarán su presencia en televisión a la transmisión de canales de noticias (negocios, financiero, deportes, etc, etc) y eventos deportivos. 

Adiós al “prime”, adiós al contenido ancla que hala audiencia para el resto de la parrilla. La televisión lineal será solo televisión en vivo, del momento. 

El resto – series, documentales, películas, etc – estará en plataformas online para ser disfrutadas por quien quiera, cuando quiera y desde donde quiera y en donde Netflix espera seguir siendo el rey.