fbpx
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Con la Compra de Nextel AT&T Llega a 12 Millones de Usuarios en México

Samir Estefan

AT&T, el gigante estadounidense de las telecomunicaciones anunció ayer su intención de comprar Nextel, el 5to operador móvil de México, por USD 1,875 Millones. Digo intención porque la transacción está sujeta a la aprobación de las autoridades mexicanas pero no se prevee mayores contratiempos en la consecución del Ok. 

Esta es la segunda transacción de AT&T en territorio mexicano en menos de 3 meses. En Noviembre, la compañía adquirió Iusacell – el #3 en participación de mercado en el país azteca, por USD 2,500 Millones.

Con estos USD 4,375 Millones (menos las deudas de las compañías), AT&T se ha hecho ha 12 millones de abonados en el país y 

AT&T compra a Nextel en México por US$ 1.875 millones y pone en aprietos a Telefónica

Es la segunda adquisición que la estadounidense AT&T realiza en el país azteca, ya que en noviembre se había quedado con Iusacell por US$ 2.500 millones. Con ambas compras, la estadounidense se hace a 12 millones de clientes lo que la pondría en el firme en el tercer lugar de participación luego de TelCel, que tiene 60 millones de suscriptores, y Movistar que tiene 15 Millones. 

AT&T ha hecho clara sus intenciones de enfocarse en su expansión internacional (es decir fuera de los Estados Unidos) y en “crear la primera área de servicio móvil de América del Norte, abaracando más de 400 millones de consumidores y negocios en México y Estados Unidos”. 

Es importante recordar que la compañía sigue a la espera de las autorizaciones gubernamentales requeridas para completar la compra de DirectTV en América Latina, negocio por el que ofreció USD 49,000 Millones. Precisamente esta semana en Davos se conoció que la compañía espera entrar a Colombia antes de finalizar el año a competir en el mercado de telefonía y conectividad móvil utilizando a DirectTV como su “punta de lanza”.

El interés de AT&T en la región es una amenaza directa para Telefónica y Claro quienes se pelean los primeros lugares de participación de mercado en la mayoría de los países de habla hispana de la región y quienes verían en la compañía estadounidense un competidor fuerte y con mucho capital para competir.