Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Android te miente

Android te miente
Samir Estefan

Todos sabemos que Android es el sistema operativo más utilizado en el mundo. Todos sabemos, además, que el grueso de los usuarios de Android corren versiones viejas del sistema operativo (a hoy 7 de cada 7 dispositivos Android corren versiones lanzadas entre en el 2015 o antes, según el propio Google).

Lo que no sabíamos es que, derivado de la demora en la llegada de actualizaciones y parches de seguridad a los dispositivos, algunos fabricantes han decidido mentirle a los usuarios acerca de la aplicación (o mejor, de la falta de aplicación) de dichos parches, haciéndoles pensar que están mejor protegidos de lo que en realidad están.

El hallazgo fue realizado por un equipo alemán de investigadores del Security Research Lab que, luego de 2 años de analizar 1200 dispositivos Android de diversos fabricantes, encontraron que a pesar de indicarle al usuario que el sistema estaba actualizado tenían en realidad un gap de hasta 12 parches.

Teléfonos de Samsung, HTC, ZTE, Sony, Motorola y hasta del mismo Google, presentaron la discrepancia.

Y así, este aviso….

… que para muchos usuarios representa la tranquilidad de que su dispositivo está protegido en contra de las más de 27 mil nuevas variantes de malware y virus encontradas para Android en el 2017, pueda que no signifique nada y lleve a los usuarios a estar en más riesgo que aquellos que sencillamente no actualizan sus sistemas (y que por ende pueden llegar a ser más cautelosos).

El problema, nuevamente, radica en la segmentación del ecosistema Android y en la multiplicidad de pasos requeridos para que los usuarios finales puedan tener en sus manos (literalmente) las más recientes actualizaciones.

Mientras el tema se resuelve no queda otra que reiterarle la importancia a los usuarios del ecosistema de no descargar aplicaciones desde tiendas diferentes al Play Store, de no abrir archivos adjuntos o presionar hipervinculos que reciban por correo, por WhatsApp, por Facebook o por otro medio en sus dispositivos móviles y revisar – detalladamente – antes de instalar o darle permisos a cualquier app en su dispositivo.