Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top


Acuérdese donde tomó una fotografía – georeferenciación

Andrés Waldraff
  • El 25 octubre, 2013
  • Geek de corazón, pero administrador de profesión, estoy sentado en la confluencia entre los negocios y la tecnología. Soy emprendedor e inversionista. Hoy dedico mi tiempo a mi mayor pasión, impulsar la innovación empresarial a través del emprendimiento. Me puede encontrar en Twitter como @awaldraff

Un tema que no tocamos tanto como deberíamos en TECHcetera es el de la fotografía. Claramente no somos expertos en el arte de la fotografía, y TECHcetera tampoco es un sitio para encontrar consejos acerca de cómo tomar mejores fotos. Sin embargo hay varios puntos en dónde la fotografía  se une con nuestra experiencia. Un buen ejemplo de esto último, es el trabajo de organizar las fotos, para poder disfrutarlas despues. 

Una de las molestias mas comunes de los fotógrafos casuales como ud. y como yo, es acordarse en qué lugar tomamos una fotografía. Estamos de vacaciones en algún lugar del mundo, tomamos una fotografía, y luego, al regresar a casa, tenemos que tratar de acordarnos donde sucedió. La solución tecnológica a este problema es relativamente simple de explicar, pero algo mas complicada de hacer. Es posible marcar cada fotografía con la información del lugar en donde fue tomada, a este proceso se le conoce como georeferenciación. Exploremos un poco como funciona todo esto.

2013-10-25_11.23.03-3

El flujo de trabajo para organizar sus fotografías por lugar donde fueron tomadas es relativamente simple: primero hay que tomar la foto, luego hay que capturar la información de donde fue tomada y finalmente hay que conectar esta información de alguna manera con la fotografía. La buena noticia es que los formatos de fotografía digital tienen un pequeño repositorio donde es posible guardar una gran cantidad de información acerca de la misma. Las cámaras digitales se encargan de llenar mucha de esa información automáticamente. Obviamente incluyen allí la que tienen disponible como parte de sus sensores, por ejemplo la cámara y modelo con que tomó la fotografía, la hora en que tomó la fotografía, la apertura del lente, la velocidad de la película o la velocidad del obturador.  Esta información esta disponible a través de los formatos y cámaras bajo un estándar que se llama exif, y es algo que la mayoría de los programas para organizar o editar fotografías pueden leer.

En exif hay 3 campos de información que capturan y guardan la posición exacta donde fue tomada la fotografía: latitud, longitud y altura. El reto claramente está en el paso 2, cómo capturar esta información. En los smartphones modernos y algunas cámaras, las que cuentan con GPS, este es un problema trivial, la misma cámara se encarga de llenar estos campos. En otras cámaras el proceso es algo mas complejo. Una solución, bastante costosa por cierto, es buscar un accesorio GPS para su cámara, que capture esta información. Esa no es nuestra recomendación. En el último año he probado dos sistemas externos que me ofrecen el mismo resultado a una fracción del costo. La primera son las tarjetas de memoria Eye-Fi.

DSC_0008-2 

Estas tarjetas tienen un triple propósito, el inicial es el obvio, es decir que sirven como memoria para guardar allí las imágenes. El siguiente es agregar conectividad a su cámara, la tarjeta funciona como un puerto de red inalámbrica, lo que le permite conectar su cámara a internet directamente y en la medida que va tomando sus fotos ir subiéndolas a un repositorio en la nuble automáticamente. Finalmente, pagando una mensualidad, los fabricantes de Eye-Fi ofrecen un servicio que georeferencia sus fotos de acuerdo a información que puede capturar la tarjeta como parte de su función de conectividad. Aunque no es muy preciso en la referenciación, funciona bastante bien.

Otra opción un poco mas costosa (no mucho en realidad, alrededor de 50 dólares) es comprar un georeferenciador. Es un aparato pequeño, que puede colgar en su cinturón, y que mientras está encendido va capturando cada uno o dos segundos su posición exacta y la hora precisa en que estuvo en este punto. En nuestras pruebas su precisión es altísima mientras se encuentre al aire libre, en recintos cerrados, sin linea de vista hacia un satélite, su precisión baja muchísimo. Este aparato produce un archivo plano, que puede ser leído por software especializado, y produce una ruta precisa marcando miles de puntos por los cuales ud. pasó durante el día. Lo interesante es que hay disponibles aplicaciones que permiten cruzar la información de estos archivos, contra la información que captura su cámara, como por ejemplo la hora exacta en la que tomó una fotografía, de manera que la aplicación puede determinar con mucha precisión en que lugar tomó cada fotografía.

Untitled

Ejemplo de una ruta capturada en BerlinDSC_0010

Una tercera vía, la ofrece el mismo software que usamos para cruzar la información del dispositivo georeferenciador y las fotografías. En nuestro caso usamos HoudahGeo. Esta aplicación permite georeferenciar manualmente cada fotografía usando información de Google Earth. Esta aplicación crea una integración con google earth (que debe estar instalado en su computador previamente), y captura las coordenadas de posición geográfica desde la aplicación de google, obviamente si ud. sabe en donde tomo la fotografía.

Screen_Shot_2013-10-25_at_12.35.13_PM-12 

Luego de haber marcado sus fotografías podrá buscarlas por el lugar en que las tomó, por ejemplo si estuvo de paseo en la playa de cartagena, puede buscar cartagena en su computador y encontrará todas las fotografías que tomó allí.