fbpx
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

2 Comments

16Gb no son suficiente

AWaldraff

Cualquier dispositivo móvil con capacidad inferior a 32Gb debería ser declarado obsoleto. Por mucho tiempo, los usuarios fuimos capaces de sobrevivir con dispositivos de hasta 16Gb de capacidad. Pero eso es prácticamente un imposible. Un cálculo rápido, de servilleta, nos demuestra cual es el problema.

El sistema operativo consume entre 3Gb y 4 Gb de la memoria de su equipo. Y consume memoria como lo haría cualquier aplicación. Para que lo ponga en perspectiva; una cuarta parte de la capacidad de su dispositivo es lo mínimo que se necesita para que funcione.

Si no quiere tener su valioso dispositivo como un adorno mas, también tendrá que instalarle aplicaciones. En promedio cada persona instala entre 40 y 50 de ellas. Cada una consume, en el mejor de los casos, unos 80Mb en promedio. Obviamente las hay mas pequeñas, pero también las hay mas grandes. Hasta aquí solo hablo del código necesario para que funcionen. Un vez empiece a usarlas, aquellas aplicaciones intensivas en contenido audiovisual reservarán (el término técnico es cache) aún mas memoria de su dispositivo para acelerar la experiencia de uso. Es el caso de Facebook, la aplicación mas popular del planeta. Su código pesa 83Mb, pero la reserva de recursos puede llegar a superar los 200Mb. ¡Triplica el tamaño de la aplicación! Así, un cálculo muy ligero diría que con un uso modesto, las aplicaciones pueden consumir 8Gb o mas de la memoria de su dispositivo.

Finalmente está el contenido. Llamémoslo por su nombre: documentos, fotografias, canciones y videos. Si es usuario de la nube, puede minimizar el uso de recursos. Pero definitivamente no podrá hacerlo completamente. Calcule otros 2Gb o 3Gb de necesidad de almacenamiento.

Screen Shot 2015-11-18 at 8.56.26 AM

¿Está llevando la cuenta? Si su uso se parece al mío, y creame que soy un usuario muy fuerte de la nube, debe tener menos de 1Gb disponible de memoria en su dispositivo. Bajo esa restricción algunas aplicaciones se niegan a realizar ciertas actividades. Por ejemplo, iCloud deja de sincronizar las fotografías entre dispositivos.

Le tengo una buena noticia. Su dispositivo no se vuelve inútil en ese escenario. ¿Se acuerda de la reserva de memoria? Las aplicaciones son relativamente inteligentes usándola. En la medida de las necesidades, la liberan para otros usos. Por ejemplo, si Twitter reclama espacio, Facebook se lo entrega. Esta inteligencia tiene una contraprestación en la experiencia de uso. Volviendo al ejemplo anterior, cuando abra Facebook nuevamente, este tendrá que volver a cargar las imágenes y videos haciendo todo mas lento.

Solo hay una salida viable a este enredo. Comprar un dispositivo de mayor capacidad. Pero si tiene un dispositivo de 16Gb solo tiene una opción viable: Reducir el uso de aplicaciones al máximo. Si hoy tiene, como casi todos tenemos, entre 40 y 50 aplicaciones instaladas, tendrá que reducirse a solo 20 o 30.

Pero, ¿cuales aplicaciones puede eliminar? Es una decisión complicada para la cual no hay mucha información. La respuesta obvia y rápida es eliminar aquellas aplicaciones que nunca usa. ¿Cuáles son esas?

Una aplicación llamada Frequency puede ayudarle. Frequency lleva una estadística del uso (en tiempo) que le da a cada aplicacion. Una semana (ojalá un mes) de uso con esta aplicación instalada puede mostrarle muy claramente sus hábitos. Así tendrá información para eliminar las aplicaciones que consumen la memoria de su dispositivo pero que nunca usa.

No obstante, el método no es perfecto. Hay aplicaciones cuya labor es silenciosa. Por ejemplo, yo uso IFTTT, pero hunca lo abro. Sin embargo IFTTT monitorea algunos sensores y automatiza acciones basado en esa información. En Frequency aparecerá en 0, pero en realidad esta cumpliendo una labor importante para mi. A pesar de lo que le diga la aplicación tendrá que usar el sentido común.

Demasiado trabajo para usuarios como nosotros. Métase la mano al bolsillo y compre un dispositivo de mayor capacidad. Me lo va a agradecer mas adelante.