Mas allá de los aspectos técnicos en los que sobresale el Galaxy S8, la simplificación del proceso de compra será un killer feature importante