Cada día conocemos más problemas de seguridad y privacidad asociados al uso de cámaras conectadas a internet por parte de los usuarios finales