Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Los “me too” de Google y el futuro de Android

Los “me too” de Google y el futuro de Android
Samir Estefan

Si tuvo la oportunidad de ver lo ocurrido en gran evento que organizó Google la semana pasada, de pronto notó que Sundar y su equipo han tomado prestados ciertos elementos de otros fabricantes y los han incorporado en su estrategia. No estoy diciendo que los haya copiado, ni los otros lo hagan mejor o lo hayan hecho primero.

Lo que digo es que la estrategia mostrada por Google la semana pasada es nueva para la compañía y redundará en un cambio fundamental en cómo llegan al mercado. 

Lo que aprendió de Microsoft

Google, al igual que Microsoft, entendió que no puede dejar todo en mano de sus OEMs pues las batallas que ellos libran son generalmente entre sí y no en contra de las demás plataformas. Si, compañías como Motorola, LG, Huawei, Sharp (ya vieron esta belleza) y el mismo Samsung traen constantemente innovación al mercado de smartphones pero de ahí no pasa. 

Un empujoncito, como el que dio Microsoft cuando presentó el Surface original – que no vendió mucho pero que llevó a los OEMs cambiaran radicalmente sus diseños – es lo que necesita Android. Y no sólo en el tema de teléfonos; la verdad es que donde más lo necesita es en el resto del ecosistema.

Lo que aprendió de Apple (1)

Cuántos dispositivos de Google (o de su ecosistema) tiene usted? La gran GRAN mayoría de los usuarios en el mundo dirán “1”. Ahora pregúntele a un usuario Apple cuantos dispositivos y servicios del ecosistema tiene y usa y verá como ese número se duplica y triplica fácilmente. 

El secreto de Apple – a nivel financiero pero también a nivel de base de usuarios – es que más que usuarios, el grueso de ellos son fans. Fans que compran un dispositivo pero que rápidamente adhieren otros productos y servicios a su ecosistema. Fans para quienes todo su mundo corre sobre el ecosistema de Tim Cook & Co. Fans que consumen más, compran más, pagan más y lo hacen felices. 

Google ha entendido que la batalla es de plataformas, y no de productos. Por eso el Pixel (DIVINO!!) es sólo parte de un ecosistema que entre más integrado y más completo, funcionará mejor. Por eso vimos Google Home, Google Wifi y Chromecast en un mismo evento. 

Ecosistema. Ese el juego. 

Lo que aprendió de Apple (2)

Si quieres que sea realmente bueno, hazlo tú mismo. El Pixel será mucho mejor que el Nexus. Más que una colaboración, este es – en realidad – el primer smartphone de la compañía. Su bebé. Y como tal la marca elevará la barra con la que deberán competir Microsoft, Amazon y Apple, pero también sus propios OEMs.

Lo que aprendió de Amazon

Espero que con Google Home no pase lo mismo que con otros proyectos de hardware de la compañía. Espero que Google Home haga por fuera de Estados Unidos lo que Amazon ha hecho con su Echo. Google ha entendido que la revolución del Touch está llegando a su fin y que lo que viene es la computación ambiental un modelo en el que cientos de nuevos dispositivos se conectarán a internet y nos permitirán interactuar con ellos por medio de comando de voz. 

No es un tema nuevo, pero creo que Google entra en el momento justo y con el precio del Home puede inundar el mercado de dispositivos controlados por voz catapultando la nueva plataforma y cerrando filas alrededor de lo que más le importa: la información de sus usuarios. 

Lo que aprendió de IBM

Watson es el papá de todos los asistentes virtuales y bots inteligentes que hay hoy en el mercado. IBM se dio cuenta, mucho antes que los demás, que la inteligencia artificial y el machine learning son el paso siguiente en la revolución del conocimiento. Lamentablemente su foco es exclusivamente corporativo. 

Al igual que Microsoft, Facebook y Apple (entre otros) Google le está apostando fuertísimo al tema de inteligencia artificial. Es más, si mira con detenimiento, este es componente común de todo lo que mostró Google en su evento. Google Asistant es transversal – y por ahora exclusivo – a Pixel, a Home, a Wireless. Es el foundation sobre el que Google construirá su plataforma de aquí en adelante. 

El factor Samsung

Desde el año pasado vengo hablando del “factor Samsung” cuando hablo de Google y de Android. Y no, no me refiero a la debacle del Note 7 – que, en serio, deberían cancelar de una vez por todas! – sino a la alta dependencia que tiene Android de las ventas de Samsung. 

Poco a poco, la compañía coreana ha demostrado que – tarde o temprano – le dirá adiós a Android y tomará su propio camino construyendo sobre Tizen y Viv (su nueva adquisición). Google tiene pocas alternativas si Samsung se va. Por eso creo que lo veremos más activo, más completo, más de cara al cliente final. Así como vemos a Microsoft en el mercado de PCs y como lo ha hecho Apple en el de smartphones. 

La visión está ahí: ahora falta ver si es capaz de ejecutarla