Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top


La nube se hunde (y se va para el fondo del oceano)

La nube se hunde (y se va para el fondo del oceano)
Samir Estefan
  • El 7 junio, 2018
  • Evangelista Tecnológico / Consultor Empresarial en temas de Transformación Digital y Software Asset Management / Conferencista Internacional / Blogger

¿Dónde está “la nube” de la que tanto se habla a nivel tecnológico? Seguro, seguro sabemos que no está en el cielo (aunque todavía hay gente que asocia el mal clima con las demoras de algunos servicios en la nube). La nube, hasta hoy, se encuentra dispersa en miles de datacenters alrededor del mundo. En tierra y en el mar (algunos servicios “piratas” alojan sus servidores en aguas internacionales con el fin de no estar cobijados por las leyes de ningún país).

Pero Microsoft quiere ir más allá, más profundo (literalmente)…

Microsoft quiere ir al fondo del océano y crear datacenters submarinos que, en teoría, podrían utilizar una fracción de la energía que requieren hoy para mantener los servidores en la temperatura idónea.

Es parte de un proyecto llamado Natick, que ya va en su segunda fase con el lanzamiento (debería ser “submergimiento”, no?) del datacenter cerca de las costas de Orkney Islands en Escocia.

La idea es que el datacenter produzca energía con el paso del agua submarina a través de las turbinas que posee y que el frío del agua lo mantenga lo más frío (valga la redundancia) posible.

La idea es monitorear el datacenter durante los próximos 12 meses y validar la viabilidad del mismo y el potencial comercial del proyecto. Mientras tanto, el servidor ofrecerá colectividad de internet y capacidades “en la nube” para los habitantes de la isla.