Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top


La mejor aplicacion de mensajería que no quiero usar

Andrés Waldraff
  • El 27 agosto, 2014
  • Geek de corazón, pero administrador de profesión, estoy sentado en la confluencia entre los negocios y la tecnología. Soy emprendedor e inversionista. Hoy dedico mi tiempo a mi mayor pasión, impulsar la innovación empresarial a través del emprendimiento. Me puede encontrar en Twitter como @awaldraff
Entre todas las plataformas de mensajería instantánea del mercado, para mi gusto, ya hay una evidente ganadora: WhatsApp. Su uso está prácticamente universalizado y diría sin temor a equivocarme que todas las personas que conozco la usan.

WhatsApp ofrece además un número de características que la hacen extremadamente conveniente. A través de WhatsApp no solo recibo mensajes, sino que además se facilita el intercambio de fotografías, contactos y videos. Incluso, con la última versión, es posible compartir la localización si por alguna razón necesita dejarle saber a otra persona en qué liudar se encuentra.

En fin, WhatsApp sería la plataforma de mensajería perfecta, excepto por un pequeño detalle. Únicamente funciona en smartphones. Y aunque el smartphone siempre está conmigo, y aunque lo consulto con mucha frecuencia, no es la plataforma que domina mi atención. Una breve estadística, muy empírica, del uso que le doy a las aplicaciones de mensajería instantánea, me indica que un 90% de mis interacciones suceden desde mi laptop o desde mi iPad. El restante 10% sucede desde el smartphone, pero casi exclusivamente cuando me encuentro fuera de la casa u oficina.

Así, iMessage se lleva el 90% de mis mensajes, por la única y simple razón de que está disponible en todas las plataformas. Pero iMessage es, para mi gusto, una aplicación de menor calidad que WhatsApp. Los problemas son múltiples, algunos mensajes se demoran en llegar al computador, continuamente se abren conversaciones duplicadas , sus características no son tan completas, y claramente su uso no es tan universalizado como WhatsApp. No creo además, que en el corto plazo iMessage sea desarrollada lo suficiente como para destronar a WhatsApp.
Desconozco las razones por las cuales Facebook, el dueño de WhatsApp, a evitado desarrollar para otros dispositivos. Es muy posible que mi modo de uso sea diferente al de la gran mayoría. Aunque de lo que he leído acerca de las nuevas características de iOS8 y OSX Yosemite, continuity parece ser una de las más populares. Este hecho soporta mi visión. En ciertas ocasiones, que resultan ser muy frecuentes, cuando estamos frente a una de las pantallas más grandes, el smartphone pasa a ser un elemento de conectividad que se queda guardado en el bolsillo o la cartera.
Hace algunos días me indicaron que existe una aplicación que permite llevar los mensajes de WhatsApp al PC. La estuve probando y en efecto funciona. Pero no deja de ser una solución a medias: difícil y confusa de configurar para el usuario, e imposible de integrar con otras soluciones. No la recomiendo para nada.
Para que WhatsApp se convierta en mi aplicación preferida de mensajería instantánea necesito que Facebook la haga aparecer en todos mis dispositivos. Mientras eso sucede, escríbame por iMessage.