Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Blackberry ha muerto extraoficialmente

AWaldraff

techcetera - posts - imagenes - blackberry

La semana pasada Blackberry anunció los peores resultados de su historia. cerca de 1,000 millones de pérdida en el último trimestre son la prueba viva de que la estrategia de BB10 no funcionó en el mercado. Acto seguido un fondo de inversión, Fairfax Financial Group, anunció que estaba adquiriendo la compañía Canadiense por 4,700 millones de dólares. Para que ud. se haga una idea de la caída del valor de Blackberry, solamente piense que Apple generó mas ingresos vendiendo iPhones en el pasado fin de semana de lo que va a pagar Fairfax Financial por Blackberry. Si no me cree haga la cuenta, un iPhone le genera mas o menos 600 dólares de ingresos a Apple y vendieron cerca de 9 millones de ellos en el fin de semana.

Aunque el discurso políticamente correcto del comprador es el de decir que sin la presión del mercado bursátil, la gerencia de la compañía tendrá la libertad de tomar las decisiones apropiadas para recobrar el rumbo del crecimiento, la realidad, desde mi punto de vista, parece ser otra. Al precio que están adquiriendo la compañía, Blackberry vale mas por su propiedad intelectual y sus activos productivos que por las perspectivas de su negocio. El portafolio de patentes de la compañía canadiense, su plataforma para la administración corporativa y el servicio de mensajería serán activos por los cuales veremos a muchos interesados pujar hacia arriba.

El fracaso de Blackberry será por años un caso de estudio en temas de innovación disruptiva.  De tener el liderazgo completo en el mercado de los smartphones, Blackberry pasó a ser un jugador menor en cuestión de 5 años. Como en muchos de estos casos, la innovación apareció debajo de sus pies y sin darse cuenta se llevaron sus clientes a otro lado. La característica que buscaban los usuarios no era el manejo de correos, ni el teclado físico, sino la disponibilidad de aplicaciones útiles, que entre otras facilitó la pantalla touch. Blackberry se dió cuenta de este hecho demasiado tarde y no logró reaccionar a tiempo para sostener su mercado. Adicionalmente se enfrascaron en una lucha por intentar mantener su participación de mercado, razón que los llevó a erosionar de manera importante su margen operativo y por ende a quedarse sin recursos suficientes para mantener el ritmo de innovación necesario para compartir con Apple y Android en el mercado.

En recientes presentaciones tuvimos la oportunidad de oír de primera mano el discurso de lanzamiento y diferenciación de estos equipos frente a la competencia. Intuíamos que las cosas no iban bien para esta empresa, pero no pensamos jamás que el desenlace pudiera ser tan rápido. Un par de trimestres “decentes” nos dieron alguna expectativa de que la compañía podía salir de la crisis, pero eran pañitos de agua tibia para un enfermo terminal. ¡Vamos a extrañar a Blackberry!