Además del sitio web del Vaticano, su canal en YouTube, la Radio Vaticana, el periódico impreso oficial y su canal de televisión, el Pontífice se ha unido también a Twitter.