¿Comería usted carne fabricada en un laboratorio? ¿Compraría una hamburguesa “cultivada” a partir de células madre? Mark Post cree que no habrá otra opción