Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Olvidense del Mobile World Congress. Prepárese para el anuncio de Apple

AWaldraff

Samir está cubriendo el Mobile World Congress en Barcelona. O como dice el mismo, el ”Wearable World Congress”, porque está claro que el tema de moda son los relojes inteligentes. Obviamente la expectativa del mundo de los relojes inteligentes está centrada en el evento del 9 de Marzo, cuando muy seguramente Apple anunciará la disponibilidad del Watch.

Todo indica que el Watch es el niño mimado de Jony Ive. Y Jony Ive dice que un smartwatch redondo no tiene ningún sentido, porque su interfaz principal son las listas. Según Ive, al usar una pantalla redonda habría que cortar las esquinas de la información. Es una simple cuestión de usabilidad.

En el campo contrario están (estamos) quienes le damos una mayor importancia al diseño exterior del reloj. Para nosotros un reloj debería ser elegante y consecuente con el estilo de vida del usuario. Todo lo contrario a lo que logró Jony Ive con la primera versión del Watch. Esta es la razón por la cual un gran número de analistas están prediciendo el fracaso del Watch en el mercado. Dicen los analistas que este dispositivo no se va a acomodar a los gustos de los usuarios. Y agregan que el factor de gusto es extremadamente importante, pues las características del reloj no ofrecerán ningún ”killer use” que nos lleve a la necesidad de comprarlo.

Yo por mi parte me encuentro en un campo intermedio. Concuerdo con que el factor de forma no se acomoda a mi gusto personal. Entiendo la necesidad de que sea un reloj “gordo” (la batería), pero tengo dudas extremas sobre el factor de forma. Tampoco me convence completamente la duración de la batería (se dice que es de 24 horas), aunque discrepo completamente del argumento de uso. Yo si creo que un reloj, emparejado con el smartphone traería unos casos de uso muy interesantes. Obvio, todo depende del factor precio. Se rumora que la versión simple del Watch costará 350 dólares, lo cual me empieza a preocupar, para un dispositivo que querremos cambiar cada 2 años. La preocupación se incrementa cuando leo que la version mas elegante podría rondar los 10 mil dólares. Necesito la version de 99 dólares que me sienta tranquilo de cambiar cada 2 años.

El cubrimiento del Mobile World Congress demuestra que todos quieren adelantarse a Apple en este mercado. Pero para mi es evidente que aún así están esperando a ver que hace Apple primero. No encuentro hasta ahora ningún dispositivo que pueda hacer mella a lo que ha mostrado Apple, sin querer decir que los competidores no sean buenos. Si quiere comprar un reloj inteligente, la mejor decisión es esperar a ver que dicen los primeros reviews del Watch. Yo por mi parte esperaré a la versión 2. Lo hice con el iPhone y con el iPad y no me arrepiento.