Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Alex Torrenegra: emprendimiento, voz, sonido y activismo

Catalina Valenzuela

Emprendimiento, voz, sonido y activismo eso es Alex Torrenegra. Hace un días tuve el placer de entrevistarlo. Alex que tiene apellido de anti héroe de novela española, es un héroe de carne y hueso:  emprendedor exitoso desde los 14 años,  el alma detrás de HubBOG y de TorrenegraLabs, e invitado de la Casa Blanca para a hablar de inmigración y tecnología.

Alex vino a los Estados Unidos buscando el sueño americano. Y lo encontró en varias formas en su esposa y socia Tania que además fue la promotora de la idea que ha puesto a VoiceBunny en las grandes ligas de los emprendimientos americanos liderados por extranjeros como lo dijo la revista Forbes. Y que le ha permitido a Torrenegra perseguir su sueño de ser emprendedor, corredor de rallies y activista.

Es con Tania, actriz de voz, que se dan cuenta que el negocio de “alquilar voces” tenía demasiados intermediarios haciendole engorroso para todas las partes y poco lucrativo el asunto al dueño o dueña del talento. Ellos con voicebunny están automatizando el proceso. VoiceBunny es básicamente un “marketplace” donde puedo comprar y vender “voces” para comerciales, películas, doblajes etc etc.

Voicebunny hoy, tiene dos oficinas: una en Bogotá y una en San Francisco. En Bogotá, se llevan a cabo las labores de ingeniería y de manejo de las cuentas (account management). En San Francisco, se realizan las labores comerciales. Además la  empresa ha seguido el concepto “boot strapped” buscando reducir sus costos al máximo y contar con un flujo de caja positivo desde el inicio de la operación.

Le pedí a Alex que nos diera algunos consejos para los emprendedores y para los que diseñan las políticas de emprendimiento. 

A los emprendedores:

1. Hay que equivocarse. Hay que usar las equivocaciones para aprender rápido.

En un proyecto de emprendimiento: la idea es solo el 1%, el 99% es la ejecución

2. No hace falta capital. Hay que usar la imaginación y el voz a voz. Hay que reducir el costo de adquisición de usuarios a cero.

 A los diseñadores y hacedores de políticas:

1. Reducir los trámites para abrir, expandir y cerrar una empresa. “Es más fácil abrir una empresa en Estados Unidos sin vivir acá que abrir una en un país latinoamericano siendo local”.

2. Reducir los frenos a las transacciones por Internet: “Los estándares de pagos por Internet son vergonzosos” con comisiones de 7%” dice aterrado Torrenegra.

3. Hay que enseñar a emprender y no darle dinero a los emprendimientos. Alex usó la analogía de aprender a pescar y no entregar el pescado.

También hablamos sobre la escena tecnológica en América Latina, Alex. El ve mucha motivación y mucho talento, pero insiste en que es un grave error tratar de copiar el modelo de Silicon Valley que es un modelo que existe desde 1937 con un engranaje particular. Además, considera que la idea de escalar emprendimientos latinoamericanos a los niveles esperado en de $50 millones en lugares como ese, no funciona en América Latina. 

Alex también es activista. En junio pasado cenó en la Casa Blanca con otros de la industria tecnológica con el presidente Obama para discutir asuntos relacionados con la reforma migratoria. En ese momento, nuestra conversación cambió de tono. Torrenegra es muy pesimista con las posiblidades reales de que la reforma pase y de que pase con un diseño tal que permita aumentar la competitividad de los Estados Unidos. Añade que además ya no hay que venir a los Estados Unidos para tener acceso a mentes brillantes o incluso montos de capital importante. El quisiera ver un modelo de inmigración de talentos como el canadiense o quizas como el chileno.

Torrenegra es sin embargo un optimista, una persona segura que el futuro es mejor que el pasado y que el futuro es un rato y el pasado ya fue. Para mí, esa es la principal característica de un emprendedor: optimismo, optimismo infeccioso. Y para poder replicar su optimismo Alex y Tania crearon TorrenegraLabs , una incubadora de proyectos de base tecnológica, que busca promover ideas que cumplan con ciertos requisitos incluido experiencia internacional de sus gestores y no necesariamente estudiando o trabajando.

Eso no me extraña puesto que Alex participó en un rally con su hermano y un amigo en Mongolia en el 2012. (esa serîa una experiencia válida para presentarse como gestor de un proyecto ante TorrenegraLabs) SI, un rally en Mongolia una de las zonas más inhóspitas, aisladas y despobladas del planeta. Allá estuvo Alex tuiteando su aventura y compartiendo con sus seguidores los techos redondos de las viviendas de las tribus locales. Seguramente también, eso sin compartirlo, pensó en  como su negocio de venta de minutos de Internet en los 90s se convirtió en VoiceBunny con empleados en dos oficinas conectadas 24/7 en dos ciudades disímiles y distantes como Bogotá y San Francisco.