Este post está dirigido a usted, amigo periodista, comentarista, presentador, blogger y/o “experto tecnológico” y a todos los geeks y amantes de la tecnología que han venido hablando del “iPhone 8” y que de aquí a que Apple lleve a cabo su evento de otoño (que todo parece indicar será el 12 de Septiembre) hablará hasta por los codos del mítico dispositivo con el que Tim Cook & compañía celebrarán los 10 años de vida del dispositivo que lo cambió todo. 

No le pido que no hable del evento, ni de lo que espera de él, ni de los (al menos) 5 dispositivos (si, 5. 3 iPhones, 1 reloj y 1 Apple TV sin contar el HomePod y el nuevo iMac Pro) y 4 sistemas operativos (macOS, iOS, tvOS y watchOS) que veremos en un par de semanas. 

No le pido que no hable de las diferencias entre los iPhone 7s y 7s Plus y los modelos actuales (y como serán mas gruesos que los actuales para poder incorporar la carga inductiva), ni de las diferencias sustanciales que traerá este dispositivo adicional a la plataforma (como la eliminación del botón de inicio).

No le pido que no especule sobre el precio y ni que no se indigne porque el nuevo iPhone costará más que el arriendo mensual del promedio de sus lectores o de lo que cuesta su computador actual. 

No le pido que no sueñe, incluso, con que el nuevo iPhone no sea ni siquiera un teléfono, como lo hizo mi hijo Nabih hace unos días al especular de por qué tantas filtraciones alrededor de este dispositivo. .

Lo que le pido es que no lo llame “iPhone 8”

Lo que le pido es que no lo llame “iPhone 8” porque para el lanzamiento de ese dispositivo (y el del iPhone 8 Plus) falta aún 1 año. 


El iPhone al que usted se quiere referir, ese que supuestamente arrancará en USD 999 (pero cuyo precio promedio estará cerca de los USD 1,100), ese que incorporará lasers que leerán su rostro en millonésimas de segundo y que de acuerdo a varios analistas tiene tecnología que está 3 años adelante de lo que tienen los demás, ese que ojalá incorpore carga inalámbrica de verdad verdad (que funcione igual que el Wifi), ese que debe revitalizar las ventas del iPhone y por ende de Apple, ese con el que todos soñamos NO SERÁ LLAMADO iPhone 8.

De pronto será el iPhone X, de pronto el iPhone Pro, de pronto el  Phone o el iPhone Edition. A lo mejor será solo iPhone.

No sé cómo se llame (aunque mi apuesta es iPhone X) pero sí se que iPhone 8 no es. Porque no hace sentido, porque destruye el sistema que ha manejado Apple desde el iPhone 4 y 4S, porque no le da la relevancia suficiente a lo que representa y porque Apple es la compañía más metódica y organizada que hay en el planeta. 

Así que por favor obviemos el término “iPhone 8” hasta el 2018.

  • David Begara

    Parece que al final sí que hubo iPhone 8, y que la gran empresa metódica y organizada se ha cargado tu post enterito. No lo había visto hasta ahora pero creo que será mejor quitarlo jajajaj

    • Samir Estefan

      Y sin embargo no se llamó iPhone 8 iPhone X (Asi hayan sacado los 7s como 8) así que mi post sigue siendo válido

Samir Estefan

About Samir Estefan

He sido geek desde cuando no era tan “cool” serlo. He vivido rodeado y fascinado por la tecnología toda mi vida y estoy convencido que esta es un mecanismo de democratización, participación, inclusión y desarrollo. Me apasiona el efecto que la tecnología tiene sobre la gente, la educación, la productividad y la sociedad.

Trabajo en el mundo de la tecnología como Director de Softimiza, una firma de Software Asset Management, escribo de tecnología aquí en TECHcetera y colaboro en un par de sitios más y doy charlas sobre tecnología cada vez que puedo pues creo que compartir mi conocimiento con otros es la mejor manera de ayudar a crear un mejor país.

No soy periodista. Soy un usuario más, tal vez un poco más avanzado que otros, que ve en la tecnología la posibilidad de compartir con su familia, amigos y conocidos su vida y sus intereses.

Category

EDITORIAL

Tags

, , , ,