Ganarse la vida gozando de los videojuegos es posible. Y no es necesario ser un jugador profesional. No son pocos los afortunados que viven de transmitir sus partidas en línea a través de las plataformas disponibles para tal fin. Una vez creas tu usuario y empiezas a transmitir, puedes pedir donaciones a tus suscriptores, puedes ganarte el patrocinio de marcas relevantes de la industria tecnológica o puedes hasta vender camisetas o calcetines con el logo de tu canal. Todo depende de la calidad de tu contenido y de tu creatividad.

Como el mundo de las transmisiones en línea se ha vuelto lucrativo, han empezado a surgir varias opciones para generar contenidos en vivo. En este artículo hablaré de dos: Twitch y Mixer.

Mixer 


Xbox ha adelantado una labor titánica para robustecer su plataforma de juegos. Mixer es la evolución de Beam, una compañía que fue adquirida por Microsoft en agosto 11 del 2016. Beam causó impacto virtud de ser un sistema de ‘streaming’ interactivo. Fue fundado por Matt Salsamendi, un joven de 19 años. Al momento de la compra, la firma sumaba 100.000 usuarios. 

Matt continúa al frente de la plataforma como su director. Estas son sus principales virtudes y aspectos por mejorar.

Protocolo FTL para baja latencia: Mixer incorpora una tecnología llamada Faster-Than-Light (más rápido que la luz) que logra reducir la latencia a un segundo. Es un valor significativo porque Twitch maneja tasas de entre 7 y 20 segundos. ¿Qué significa que exista latencia? Que las imágenes no son vistas por los espectadores en tiempo real sino con algunos segundos de retraso. Un segundo es lo más cercano que hay a ver las acciones en vivo.

Transmisión en grupo: permite que hasta 4 usuarios pueden combinar sus partidas en una sola experiencia de visualización. Hasta tres amigos más pueden unirse a una transmisión compartida con un chat centralizado.
 
Debe mejorar su buscador de contenido antiguo: Mixer permite encontrar partidas recientes o que estén ocurriendo en ese momento con facilidad, pero no dispone de una librería que facilite el acceso a partidas grabadas semanas o meses atrás. Por ahora, al entrar a un canal, ves, en la parte de abajo, algunas de las últimas transmisiones de cada usuario.

Los botones de interacción: existe la opciones de crear transmisiones con cierto grado de interactividad. Debajo de la ventana de transmisión aparecen unos botones. Presionarlos tiene un costo (en la ‘moneda’ que maneja el sistema: las ‘sparks’ o ‘chispas’). ¿Cómo funciona? Supongamos que estás viendo una partida de Cuphead. Abajo aparecerá un botón con la palabra ‘Loser’. Si la presionas, una voz gritará ‘Loser’ en plena transmisión. Por ahora, las opciones de interactividad son básicas, pero su futuro es prometedor.

Se viene FTL para móviles: las aplicaciones móviles, tanto para Android como para iOS, se encuentran en fase beta. La próxima semana se empezará a probar la tecnología FTL para esas plataformas. Eso significa que Mixer, ahora sí, estará en casi cualquier lugar: en el celular, en el PC, en la Xbox, en el Apple TV, en el Kindle o en el Chromecast. ¿Algún día llegará a PlayStation? Parece poco probable.

Bonita interfaz: en general, la interfaz de usuario es simple y maneja un diseño agradable. Maneja tonos azules y la organización de los elementos en pantalla es adecuada. Xbox ha dado grandes pasos para mejorar la experiencia de uso y Mixer no se queda atrás.

Todavía es una comunidad pequeña: por razones lógicas (son nuevos en el ‘barrio’), Mixer no tiene la base de usuarios que sí tiene Twitch, pero está creciendo. Su llegada a escena es buena noticia, pues incentiva la sana competencia.

Opciones de monetización: sí hay. Para volverse ‘socio’ y empezar a ganar algo de dinero, hay que tener mínimo 750 seguidores, registrar vistas por dos meses consecutivos, un crecimiento comprobado y transmitir en resolución HD (720p).


Twitch



Twitch es un viejo conocido. Apareció en escena en 2011. Su comunidad es gigantesca: tiene más de 10 millones de usuarios activos por día. Fue adquirido por Amazon.  

Mucho contenido y fácil de encontrar: es sencillo encontrar transmisiones por juego, consola y canal. Ha sido optimizado para dar mayor despliegue a títulos de Blizzard (Overwatch y Hearthstone). Tiene mayor variedad de contenido que Mixer. Hay tutoriales, cosplay, trucos, videclips, entre otros.

Usa inteligencia artificial: Twitch adquirió a ClipMine, una empresa que provee tecnología de aprendizaje de máquina, para identificar qué es lo que están viendo los usuarios en sus pantallas. Esto permite que la plataforma ‘lea’ con mayor precisión los hábitos de consumo de cada quien para, de ese modo, generar una experiencia de uso personalizada.

Es más difícil volverse famoso: como esta plataforma es tan famosa, sus figuras más representativas se llevan una buena parte de la visibilidad. Volverse reconocido es más difícil que en Mixer. Sin embargo, una vez se gana reconocimiento, las posibilidades de crecer son, indudablemente, mayores.

Presencia universal: Twitch cubre más plataformas que Mixer. Se puede visualizar desde Xbox, PlayStation, PC, Android, iOS, FireTV, Roku y Chromecast.

Buena moderación: si te encuentras con revoltosos en los chats, siempre habrá un moderador preparado para acabar con los troles. Twitch es una plataforma más madura que Mixer y este detalle lo confirma. En Mixer la moderación aún es limitada. 

Mayores opciones de monetizar: como la comunidad es mayor, y la visibilidad en general también lo es, las opciones de ganarse un contrato de patrocinio se incrementan. Eso sí, el camino a la fama es más difícil que en Mixer, como ya lo mencioné. También tiene un programa de socios que permite ganar dinero con anuncios. Además, cualquier persona puede pagar una donación en forma de Bits (la moneda del sistema) en plena transmisión a través del chat. Para recibir esos aportes voluntarios no hace falta tener un número mínimo de seguidores.

Versión Prime: Twitch Prime es la versión paga del servicio. Los suscriptores obtienen juegos gratis, objetos exclusivos para ciertos juegos, descuentos, streaming de series, películas y música. Todo esto sin anuncios.

ÉDGAR MEDINA
Editor de TECHcetera.co
@EdgarMed en redes sociales
Edgar Medina

About Edgar Medina

Empecé a programar páginas web cuando todavía no existían ni Facebook ni Youtube. Alcancé a ver a Napster con vida y mi pasatiempo era hackear sitios web de Pokémon cuando era adolescente. Uno de los momentos más gloriosos de mi vida fue cuando logré asesinar a Hitler en Wolfenstein 3D. Mi pasión por la tecnología se conjuga con mi amor por las letras y por el mundo digital. He escrito para La República, Semana, El Tiempo, Portafolio y la revista Donjuán. Ahora soy el editor web de TECHcetera y trabajo como director de marketing para Workep, un emprendimiento colombiano.

Category

Videojuegos

Tags

, , , , , , ,