Manizales es una gran ciudad, de hecho, según dicen los estudios, la mejor ciudad para vivir en Colombia. La capital de Caldas tiene ciertas particularidades, unos atardeceres hermosos, obleas en Chipre, café en el Cable y lomas, muchas muchas lomas (o faldas como las llamamos los manizaleños).  En esta ciudad simplemente no hay nada plano, ni siquiera la pista del aeropuerto. No obstante lo anterior, una de las cosas que más llama la atención es la gran cantidad de bicicletas y de tiendas especializadas en el tema que hay por toda la ciudad. Salga temprano a cualquiera de las calles de Manizales y verá una gran cantidad de ciclistas que por deporte o medio de transporte se mueven por la ciudad.

Es por esto que Manizales es el lugar ideal para probar a la Specialized Turbo S, una de las más nuevas y avanzada bicicleta eléctrica de esta marca y según varios medios, “La Bicicleta Eléctrica más Rápida del Mundo”.

Las bicicletas eléctricas son parte de un movimiento global que busca proveer una solución confiable y potente para el problema de transporte urbano, buscando que haya quien quiera cambiar su motocicleta o carro por una opción amigable con el medio ambiente y que sin embargo no exija de su usuario un estado físico de corredor profesional.   Hasta ahí muy interesante todo y existen gran cantidad de propuestas que llenan bien la descripción; sin embargo, lo que vemos en la Turbo S es un intento para llevar las cosas al límite.

Artículo0031a

Hablemos primero de los fríos números, estamos hablando de una bicicleta con un motor de 500 watts que corre gracias a una batería Samsung que entrega 691 Wh, lo que en papel le da un funcionamiento de una hora a máxima velocidad y recarga completa en 2 horas.  Hace uso de sendos frenos de disco Shimano y una caja de cambios de 11 velocidades de la misma marca. La suspensión es rígida, pensada exclusivamente para recorridos urbanos, haciendo uso de ruedas Specialized Armadillo de 70 x 4,5 cm a prueba de pinchazos.  Además, viene con bluetooth pues puede sincronizarse la Mission Control App, bajo la cual pueden controlarse muchos parámetros de la bicicleta, luces led integradas y una pantalla con control tipo joystick. Dos cosas llaman la atención, primero la propia potencia de frenado de la bicicleta puede convertirse en carga para la batería y segundo, según el fabricante la velocidad tope es de 45 Km/h aunque para ser franco deberían decir que “llega fácilmente” a los 45 Km/h pues en la prueba (para sorpresa del domiciliario del restaurante Taiwan), se llegó a una velocidad máxima de 61 Km/h, sin mayor esfuerzo.

DISEÑO.


Este es uno de los puntos que más me agradó, pues a primera vista y de manera desprevenida, no parece una bicicleta eléctrica. Se aleja de los diseños con baterías laterales o de aquellos que disponen de pequeñas ruedas y cuerpos flexibles. La batería está empotrada en el cuerpo de la bicicleta, lo que la hace pasar desprevenida y la mantiene firme en su sitio sin importar cuanto se mueva el resto. El motor se encuentra en la rueda de atrás asemejándose al juego de piñones que normalmente espera verse ahí. En general la apariencia denota alta tecnología y sobre todo velocidad. Actualmente se encuentran en el mercado dos versiones, una en rojo y la otra en un muy atractivo negro mate.
Imagen1

 

ANDAR.

A diferencia de otras bicicletas eléctricas del mercado en la que después de unos cuantos pedaleos se activa la potencia asistida, en la Turbo S, desde el primer movimiento del pedal ya tienes a disposición toda la energía del motor, hay que tener cuidado pues a bajas velocidades controlarla en un principio puede ser algo difícil. Una vez que se coge ritmo el andar es increíblemente suave, la velocidad simplemente viene y viene, la caja de cambios responde maravillosamente y a diferencia de otras ofertas en el mercado no se necesita un acelerador, la máquina responde a lo que el conductor le exija.

La denominación  “Turbo” no pudo ser más apropiada, la velocidad es por mucho la premisa básica de esta bicicleta, sintiéndose ágil en cada curva o sobrepaso. No obstante, hay que tener cuidado, la suspensión es rígida, y las ruedas antipinchazo hacen que se sienta cada hueco o irregularidad de la calle, ni intente saltar desde andenes o hacer acrobacias, su cadera y espalda lo van a sentir todo.

Los frenos de disco Shimano son muy buenos en una bicicleta convencional, pero no se le olvide ni por un segundo que este es un modelo pesado y que anda a altas velocidades, así que no se puede esperar la misma potencia de freno, de hecho, cuando logré pasar los 60Km/h, frenar fue la parte más difícil del viaje y aún a velocidades bajas el problema seguía presente.  

El reto más grande al que sometí la bicicleta fue el de subir la loma de casi 40 grados de inclinación en el sector de Palogrande en  Manizales. Teniendo en cuenta mis 92 kilos de peso sabía que no iba a ser nada sencillo; sin embargo, este fue el punto alto de la tarde, no voy a decir que no hubo que hacer esfuerzo alguno, pero para un peso combinando de más de 100 kilos la Turbo S subió sin mayores contratiempos, la potencia fue fluida y los cambios respondieron de la mejor manera y el impacto de la batería fue el esperado, pues ya se llevaban más de 25 minutos de conducción lo que dejó la carga en 60%.

Sin la batería la bicicleta no pesa tanto como podría esperarse; sin embargo, si el terreno no es plano o de bajada, prepárese para esforzarse, sin embargo, no se compara con otros modelos eléctricos que se hacen insoportablemente pesados cuando pierden su carga.  

Imagen

PRECIO.

No hay manera suave de decirlo, 14 millones de pesos. Por esto se obtiene un gadget de alta tecnología, que se siente bien hecho, con materiales de calidad, una potencia tremenda y una muy buena autonomía y capacidad de carga. Este vehículo está hecho para personas que quieren andar la ciudad, pero no en modo contemplación, sino que quieren devorar la mayor cantidad de kilómetros en el menor tiempo posible. Es una verdadera correcaminos y una absoluta fuente de adrenalina, más allá de su precio, lo que entrega la Turbo S es confiabilidad y mucha diversión.

Con respecto al uso del App esta permite configurar ciertas especificaciones de la bicicleta y llevar cuenta de los recorridos, estado de batería y distancias, muy útil y un complemento perfecto a este gadget de dos ruedas.

¿Ustedes la comprarían? Si el dinero no es problema, la recomiendo 100%.

Andrés Felipe Sánchez Cano 
@innovandres

  • Creo que además de ser la bicicleta eléctrica más rápida, también debe ser la mas cara.

    • Andrés F Sánchez

      Digamos que la velocidad cuesta ?

    • Esta claro que pagas la marca, como cuando te compras un Mercedez un BMW

  • Paco

    Me parece muy bien. En Europa, una buena bici eléctrica ronda los 1500 o 2000 euros, al menos donde vivo. A mí me gustaría saber si de la zona de Cable Plaza a la UAM hay mucha loma. Gracias.

    • Andrés F Sánchez

      Hola Paco…. de Cable Plaza a la UAM no hay mucha loma si te vas por la avenida Santander…. de hecho te encuentras con un terreno irregular pero no difícil…

Andrés Felipe Sánchez

About Andrés Felipe Sánchez

Máster en Creatividad e Innovación, fotógrafo consumado, todo en este mundo surgió de una buena idea. Fanático de la astronomía y la buena ciencia ficción, guitarrista frustrado, aún juego con legos y colecciono hotwheels. Soy un firme creyente de que la tecnología, si se entiende y usa bien, acerca a las personas de maneras interesantes y creativas. Actualmente soy director estratégico digital para una marca de bebidas.

Category

LABS, PRIMERA VISTA, REVIEWS

Tags

, , , ,