Velocidad IT

”Todo lo que hace IT toma 1 año” – la voz de cualquier líder empresarial

No se si tengan la misma sensación que tengo yo, pero el trabajo de IT es una fuente inagotable de frustración para cualquier líder empresarial. Muy pocas veces se cumplen los principios base de la implementación tecnológica: simplificar, reducir costos o acelerar ejecución. En la mayoría de empresas, hay una discusión candente entre el negocio e IT. Los primeros reclaman que no cuentan con los recursos tecnológicos prometidos. Los segundos se escudan en la complejidad, volúmen o (falta de) razonabilidad de las solicitudes.

No se trata de echarle la culpa a IT. Sus argumentos son, por lo general, ciertos. No obstante, como decían en otra época: “El cliente siempre tiene la razón”. El principal cliente de IT es el negocio. Por ende, IT debe encontrar la manera de responder a los requerimientos bajo las restricciones que le imponga la organización.

Devops, el termino de moda en IT


El término de moda son los DEVOPS. Se trata de una practica que busca unificar el desarrollo con la operación de software. El objetivo es acelerar el tiempo entre la programación/configuración y la puesta en producción. Las ventajas son claras. Hay mayor velocidad y calidad en las entregas. Como consecuencia, el negocio debería sentirse mejor atendido. Por desgracia, la percepción no es compartida. A pesar de implementar esquemas de DEVOPS, a IT le cuesta cumplirle al negocio, quien sigue sin recibir los beneficios de la tecnologías a la velocidad esperada.

En mi particular experiencia he encontrado que una buena parte del problema reside en que los equipos de IT realmente no tienen a su cliente, el negocio, como centro de su estrategia. Aunque no lo digan abiertamente, IT por lo general pone a la estabilidad y seguridad de sus plataformas como su factor principal. Es entendible. La falla de un sistema crítico puede paralizar completamente a una empresa. Para la muestra hay múltiples ejemplos de bancos, retail y aerolíneas, por nombrar solo 3, que sufren recurrentemente con sus plataformas. Con el fin de evitar estos dolores de cabeza, las areas de IT se rigen por procesos complejos, plenos de “doble chequeos”. Como resultado los ciclos de definición, compra y despliegue de tecnología son excesivamente largos.

Quebrar el ciclo tradicional de la planeación

El secreto de las áreas de IT mas exitosas reside en quebrar el ciclo de “planear->hacer” al que vienen acostumbradas. Lo cierto es que por lo general los supuestos del plan no se cumplen jamás. Por ende no tiene sentido dedicar tanto tiempo a la planeación. O déjeme corregir mi posición. Tiene sentido, siempre y cuando esa fase de planeación responda a la validación de los supuestos directamente con el cliente. Es decir que el nuevo ciclo de IT pasa a ser un ”decidir->hacer->refinar->hacer”.

De manera práctica, estas empresas crean células de alta velocidad que despliegan versiones mínimas viables de las aplicaciones solicitadas, buscando con ellas 2 objetivos principales: 1.aprender y 2.entregar valor rápido a su cliente. El aprendizaje, por supuesto, alimenta con insights valiosos el ciclo tradicional de construcción y despliegue de la solución final. En paralelo, tras cada iteración con el negocio, IT refina su entendimiento y ajusta la aplicación minima viable hasta que sea tan atractiva para el usuario que prácticamente no podría vivir sin ella.

Eventualmente la aplicación mínima viable se reemplaza con una versión final que tiene las características validadas con el usuario, pero además, por haber sido hecha bajo los estándares tradicionales, cumple con todos los requerimientos de arquitectura, desarrollo y seguridad. O, mejor aún, todos descubren que la aplicación mínima es suficiente y además cumple con todos los requisitos, motivo por el cual se hacen efectivos grandes ahorros en tiempo y dinero para la organización.


Es claro que la célula de alta velocidad tomará atajos para crear los mínimos viables. Será crítico lograr que este equipo se acoja a procesos especiales hechos a la medida de sus necesidades. Si la célula de alta velocidad tiene que seguir los procesos tradicionales de compras, legal, presupuesto, etc…, no podrá cumplir con el objetivo de demostrar valor rápido. Frameworks como PowerApps de Microsoft, permiten desplegar aplicaciones y prototipos muy rápido y a bajo costo, con un mínimo de conocimiento de desarrollo. La capacidad crítica en este caso no es necesariamente técnica, sino de entendimiento del usuario.

Danos tu opinión

Comentarios

Powered by Facebook Comments

About Andrés Waldraff

Geek de corazón, pero administrador de profesión, estoy sentado en la confluencia entre los negocios y la tecnología. Soy emprendedor e inversionista. Hoy dedico mi tiempo a mi mayor pasión, impulsar la innovación empresarial a través del emprendimiento. Me puede encontrar en Twitter como @awaldraff

Category

EDITORIAL, Empresarial

Tags

, , ,