Hace unos años el mundo vio asombrado como un Concorde en llamas intentaba despegar desde el aeropuerto de París, para luego caer y destruir un hotel cercano. Este terrible accidente marcó el final del avión civil más rápido jamás construido, lo curioso es, que hasta ese momento tenía un record de seguridad perfecto en más de 30 años de servicio, a la innovación le cobran caros los errores.  

Como seguramente lo son muchos de ustedes, Joshua Brown era un gomoso de la tecnología, creyente en las ideas que cambian al mundo. Firme defensor de los vehículos eléctricos, el programa espacial y el mundo automotriz, el señor Brown tiene el triste reconocimiento de ser la primera persona que muere en un vehículo autónomo. Sucedió en la Florida y pasó cuando Joshua activó el control de conducción autónoma de su Tesla S en la autopista; según investigaciones preliminares el vehículo fue incapaz de distinguir entre el blanco de un tractocamión 18 ruedas  y el blanco del cielo que en ese momento reinaba en la zona. La magnitud de la confusión de la computadora fue tanta que, según los investigadores, “aún después del choque con el camión, el vehículo siguió en modo automático hasta estrellarse contra un poste”.

En abril de este año, Joshua había subido a su canal de YouTube un vídeo en el que el Tesla S de su propiedad evitaba una colisión contra un camión reparador de líneas eléctricas mientras se conducía de manera autónoma, como puede verse en la foto, en este caso el contraste entre el vehículo y el paisaje era claro y la computadora fue capaz de hacer los cambios de velocidad y distancia del caso, pueden verlo completo aquí.

En este caso la computadora pudo distinguir claramente entre el vehículo en frente y el entorno.

En este caso la computadora pudo distinguir claramente entre el vehículo en frente y el entorno.

Al poco tiempo de saber la noticia, Tesla emitió un comentario en el que afirmaba: “Se trata de la primera fatalidad acontecida haciendo uso de su sistema de piloto automático en las 130 millones de millas conducidas por los dueños de sus carros”, aclarando también “que en Estados Unidos, entre todos los demás vehículos del país, hay una fatalidad cada 94 millones de millas”.

Esto sucede en uno de los momentos más críticos de la naciente tecnología de la conducción autónoma, el contexto en el que se dio el accidente representa una situación para nada extraordinaria en cualquier carretera, el camión quiso hacer un giro a la izquierda en la autopista y al no poder distinguir claramente la maniobra, el carro lo golpeó a 110 Km/h, sabiendo esto las autoridades hicieron el llamado a las personas para que sin importar el “nivel de inteligencia” de sus vehículos, no dejaran desatendida por completo la conducción de los mismos siendo este, al parecer, el caso de Joshua Brown.

 

¿Ustedes qué piensan, tiene futuro la conducción autónoma después de este precedente?

 

Andrés Felipe Sánchez

@innovandres

  • Elvis 엘비스

    A mi parecer si tiene futuro la conducción autónoma. Desafortunada este accidente y la muerte de Jhosua hará parte de la experiencia y mejora de esta tecnología, así mismo como ha pasado con otras tecnologías y otras muertes de la cuales nunca nos hemos enterado y usamos hoy en día gracias a esos sacrificados del pasado

Andrés Felipe Sánchez

About Andrés Felipe Sánchez

Máster en Creatividad e Innovación, fotógrafo consumado, todo en este mundo surgió de una buena idea. Fanático de la astronomía y la buena ciencia ficción, guitarrista frustrado, aún juego con legos y colecciono hotwheels. Soy un firme creyente de que la tecnología, si se entiende y usa bien, acerca a las personas de maneras interesantes y creativas. Actualmente soy director estratégico digital para una marca de bebidas.

Category

ACTUALIDAD

Tags

, ,