No hemos entendido que gracias al Social Media pasamos de ser consumidores a ser prosumidores y que por ende somos responsables de lo que compartimos