Más allá de definir un número el acompañamiento y guía que los padres/madres debemos hacer a nuestros hijos en su entrada al mundo digital es vital