Si no tiene ni idea por donde empezar. Salga de la oficina y empiece a hablar con sus clientes. Una transformación digital no se hace desde el escritorio