El Galaxy Note 8 busca redimir a la marca coreana Samsung. Sus características lo hacen idóneo para el mercado corporativo. En Colombia podría costar hasta 5 millones de pesos.