El “wannabismo” de Android parece no tener limites y la prueba reina es la cantidad de dispositivos lanzados en el MWC que intentan copiar (vil y burdamente) el tan odiado notch del iPhone X