WhatsApp abre su servicio para que lo usen las empresas. La automatización de su relación con ellas está a la vuelta de la esquina.