Es difícil asistir al CES y no sobrecogerse por la moda de los wearables. En el CES vimos dispositivos, de todo tipo, que puede llevar con usted. Desde mi óptica, la de una persona fuertemente motivada por la tecnología, la ventaja de estos dispositivos es capturar datos y ver como ellos modifican mi comportamiento. Como buen nerd, mi problema siempre ha sido la motivación para iniciar actividad física. Leí hace un par de meses la revisión que hizo Samir sobre el Fitbit One y decidí lanzarme al agua con uno de estos dispositivos. Mi selección final fue el FitBit Flex, aunque debo decir que mi preferencia inicial era el FitBit Force que estaba agotado.

Lo mas importante, que ud. ni se de cuenta que lleva un wearable

He usado el FitBit por cerca de tres semanas y debo decir que el factor más importante es su forma. El dispositivo es útil, en la medida en que ud. no se de cuenta que lo está usando. El Fitbit Flex es un poco mas pequeño que una batería AAA. Para llevarlo hay que introducirlo en una pulsera, que para efectos estéticos no es muy diferente a una manilla como las que la fundación de Lance Armstrong vendía antes de que el ciclista cayera en desgracia.

Para una persona que lleve un reloj contínuamente en su muñeca, el Fitbit Flex va a pasar completamente desapercibido. El dispositivo es a prueba de agua, así que solo tendrá que quitarse la manilla una vez a la semana para poner a cargar la batería del dispositivo. Si se pregunta por la sincronización, esta sucede automáticamente cuando el dispositivo está a menos de 20 metros del sensor USB (incluido) o al abrir la aplicación FitBit de su smartphone.

El funcionamiento del FitBit Flex: mas sencillo no puede ser

Yo diría que el secreto del éxito del FitBit Flex es su relación con el usuario. Hay dos formas de interactuar con el dispositivo:

La primera es el indicador visual, que es una serie de 5 puntos de luz e indican el avance de la variable clave, definida por usted mismo, que ha logrado en el día . Para verlo, solo tengo que dar un golpecito con un dedo en la pulsera y las luces se encienden y me muestran el avance logrado. En mi caso, por ejemplo, estoy midiendo el tiempo que me encuentro físicamente activo y mi meta es estar activo por al menos media hora cada día. Es posible programar para que indique alguna otra variable de las que mide automáticamente el dispositivo. Así que con solo dar un golpecito con el dedo a la pulsera, el indicador me muestra que tanto he avanzado en lograr mi meta. Cada uno de los puntos significa un 20% de avance hacia mi objetivo.

La segunda manera como el FitBit Flex interactúa con el usuario es mediante vibraciones. El FitBit Flex vibrará tan pronto el usuario complete su meta del día. Lo cual ayuda a reafirmar positivamente el esfuerzo realizado. También importante es que las vibraciones pueden ser programadas, como alarmas, a una hora específica. Yo personalmente las uso como despertador, en la mañana, y en algunas ocasiones para recordarme silenciosamente que debo salir de una reunión.

Tanto las alarmas, como las variables a medir se pueden programar desde la aplicación móvil, como desde internet.

Es fácil usarlo, pero también es fácil hacer el seguimiento

La mitad del trabajo es usar el dispositivo, y la otra mitad es hacer el seguimiento. El FitBit Flex mide 5 variables principales automáticamente.

1. Consumo de calorías

2. Número de pasos

3. Tiempo activo físicamente

4. Patrón de sueño: Es necesario poner el FitBit Flex en modo ”dormir”, lo cual se logra dando 3 o 4 golpecitos con el dedo al dispositivo. Igual en la mañana, al levantarse.

5. Distancia recorrida

Adicionalmente, de forma manual, es posible guardar datos como su peso, calorías consumidas, cantidad de agua ingerida. El ingreso de estos datos se hace desde la aplicación móvil o desde internet.
techcetera - posts - imagenes - fitbit5

Puede hacer seguimiento al avance de las variables a través de la aplicación y los dashboards. La sincronización va dejando un rastro estadístico de su comportamiento. El sistema tiene además algunas características de gamification, y entrega ciertos ”premios” en la medida en que se completan hitos. La plataforma permite además compartir sus avances con otros usuarios de la plataforma. Puede ver una revisión completa de la plataforma de seguimiento en este video que publicó Samir, cuando revisó el FitBit One

Mi experiencia usándolo

Aunque un poco escéptico inicialmente, debo decir que el FitBit Flex ha sacado un efecto competitivo en mí que no había notado. No se trata de competir con otros para ver quién es el que mas ejercicio hace. El FitBit Flex tampoco le garantiza que va a bajar de peso. Pero el uso del FitBit Flex me ha hecho consciente de la cantidad de ejercicio que hago (o mejor dicho, que no hago) diariamente y me siento más motivado a salir y lograr la meta cada día.

Mi característica preferida del FitBit Flex son las alarmas de vibración. Se han convertido en una herramienta invaluable que me ayuda a mantenerme en mi calendario. Su programación es extraordinariamente sencilla lo cual facilita aún mas recordar programarlas.

Respecto a la comodidad del dispositivo, debo decir que luego de un par de días ya estaba completamente acostumbrado y dejé de estar consciente que llevo el dispositivo. La manilla se siente robusta y queda muy bien asegurada, por lo que tengo completa tranquilidad de que no se va a perder el dispositivo. Estéticamente el dispositivo es muy simple, la manilla no llama la atención, disminuyendo el atractivo del dispositivo para los amigos de lo ajeno. Como punto especial, mi esposa dice que se ve ”sexy”, una motivación mas para hacer ejercicio, y razón principal por la cual el FitBit Flex recibe la máxima calificación en esta categoría.

Recomendación

El FitBit Flex es todo lo que yo espero que sea un wearable: discreto, útil y cómodo. Cumple con todas mis expectativas. El único punto negativo es el ingreso de datos manuales, algo que uno termina olvidando rápidamente.

No obstante, mi recomendación es comprar el FitBit Force. Evité específicamente comparar el FitBit Flex con el FitBit Force en esta revisión. Lo hice para evitar sesgar mi recomendación. El FitBit Flex es un dispositivo extraordinario.

El FitBit Force es en principio el mismo dispositivo, con el mismo factor de forma y facilidad de funcionamiento. Pero tiene un par de ventajas sobre el Flex que inclinan la balanza a su favor. El FitBit Force tiene una pantalla mas avanzada, que muestra de manera mas clara el avance del usuario. La segunda, y mucho mas importante es que el FitBit Force es, para todos los efectos, un reloj inteligente. Obviamente muestra la hora, pero también aprovecha su conexión con el smartphone (inicialmente con el iPhone) para mostrar información, como por ejemplo el nombre de quién lo esté llamando. No descarto una integración aún mayor en el futuro, como por ejemplo mostrar mensajes de texto, o algún tipo de integración con su calendario.

Si quiere entrar a la onda de los wearables, mi recomendación es el FitBit Force. El Flex cumple su misión, es un dispositivo extraordinario, pero por 30 dólares de diferencia es mejor comprar el modelo mas avanzado.

About Andrés Waldraff

Geek de corazón, pero administrador de profesión, estoy sentado en la confluencia entre los negocios y la tecnología. Soy emprendedor e inversionista. Hoy dedico mi tiempo a mi mayor pasión, impulsar la innovación empresarial a través del emprendimiento. Me puede encontrar en Twitter como @awaldraff

Category

LABS, REVIEWS

Tags

, ,