Los 80´s están de moda, eso nadie lo duda, desde Stranger Things, IT o Píxels muchas películas y series de TV han intentado capturar la magia de la nostalgia de la era de la laca y el Neón.

En esta tendencia llega Ready Player One, una película que se basa en el libro del mismo nombre escrito por el Geek de todos los Geeks, Ernest Cline. La premisa de ambas obras  es bastante “gamer”, en un futuro cercano, devastado por el calentamiento global y las guerras; una sociedad en la que el gobierno casi no tiene poder y las corporaciones lo dominan todo, el millonario James Halliday ha escondido tres llaves, la de cobre, la de jade y la de cristal, que permiten a quién las encuentre, ser el dueño del OASIS, un mundo de realidad virtual en el que literalmente cada ser humano vive su vida entera, desde la escuela, hasta las relaciones personales y el entretenimiento. Se trata del recurso económico más importante del planeta así que la gente enloquecida se vuelca a la búsqueda de este “easter egg”, pero hay una trampa, Halliday dice que las pistas están en su cabeza por lo que, para encontrar el tesoro, los participantes,  deben volcarse literalmente a conocer cada gusto, cada instante, cada momento de su vida para poder interpretar las pistas.

Halliday era un fanático de la cultura pop de los 80´s, por lo que todos los cazadores del huevo o “Gunters” se saben cada línea, cada diálogo y cada juego favorito del creador del OASIS, los 80´s están de moda en 2045.

Es en este escenario que, la película, valga la pena decirlo, es dirigida por el genial Steven Spielberg, comienza y vaya arranque! Lo hace con una de las carreras más emocionante, loca y salvaje de la historia del cine, en el que un DeLorean, la camioneta de los Magníficos, los carros de Mad Max y hasta la Moto de Akira compiten por la primera llave! Ze nota la genialidad y locura creativa pura del director. De ahí en adelante, la película tiene sus momentos de calma y acción, de realidad y fantasía; en los  que el grupo de los 5 jóvenes protagonistas (¿será una referencia “The Breakfast Club”?) luchan contra #IOI, una siniestra corporación que quiere contralar el OASIS para meter publicidad hasta en la sopa y cobrar por absolutamente todo, algo así con un EA Games pero con esteroides.

¿Cuántas series y películas identifican?

¿Diferencias con el libro?

¿Es mejor que el libro? Sí y no! Sinceramente les recomiendo leerlo, este es mucho más rico en detalles y referencias de los 80´s y, además, profundiza en el trasfondo y motivaciones de los personajes, todo en una forma que la película no podía permitírselo, las pistas para hallar cada llave son más complejas, mucho más geek y, creo, que es más relevante. El libro logra mostrar de mejor manera el tamaño e importancia del OASIS, el mundo virtual al que nos volvimos adictos.

¿Será este nuestro futuro?

¿En qué destaca la película? Obviamente Spielberg hace toda la diferencia del mundo, las referencias de películas de los 80´s, personajes, canciones y el espectáculo visual que se nota disfrutó bastante en realizar, permiten que detalles complejos del libro sean más fáciles de digerir por parte de la audiencia.

Para Geeks de todas las épocas!

Si uno es fanático de la tecnología la película funciona en múltiples niveles, por un lado la relación entre Halliday y su socio Morrow es tan Jobs / Wozniak que es imposible no verlo; por otro las referencias a las consolas, los juegos y las tecnologías de varias décadas hacen las delicias de los fanáticos que intentamos encontrar cada detalle. Por último, ver el posible futuro de tecnologías emergentes como la realidad Virtual, los juegos en línea  e incluso entrar en consideraciones como la neutralidad de la red, hacen de Ready Player One una de las películas imperdibles para cada fanático del mundo del silicio.

 

La relación entre Halliday y Morrow es una clara referencia al duo Jobs / Wozniak.

¿Qué les pareció la película?

Hablemos en Twitter

Andrés Felipe Sánchez 

@innovandres

Danos tu opinión

Comentarios

Powered by Facebook Comments

Andrés Felipe Sánchez

About Andrés Felipe Sánchez

Máster en Creatividad e Innovación, fotógrafo consumado, todo en este mundo surgió de una buena idea. Fanático de la astronomía y la buena ciencia ficción, guitarrista frustrado, aún juego con legos y colecciono hotwheels. Soy un firme creyente de que la tecnología, si se entiende y usa bien, acerca a las personas de maneras interesantes y creativas. Actualmente soy director estratégico digital para una marca de bebidas.

Category

EDITORIAL

Tags

, , , ,