Una de las mayores preocupaciones al momento de escoger un smartwatch es cuánto tiempo le dura la batería, sobre todo en los momentos de uso de mayor actividad: durante tus vacaciones, sesiones de ejercicio, paseos, etc. La idea es poder contar con un dispositivo más pequeño y ligero que tu celular pero que igualmente te ayude a administrar tus notificaciones, mensajes, etc.

Samsung brinda una gran alternativa: el Samsung Gear S3, disponible en T-Mobile, con un rendimiento óptimo de batería en comparación con sus adversarios. Óptimo, pero no infinito, que es a lo que apunta un nuevo integrante en el mercado de los relojes inteligentes: el Sequent.

Duración más allá de lo esperado

Generalmente los relojes inteligentes cuentan con una batería de máximo un día o dos, mientras que equipos como el Samsung Gear S3 puede estar durante cuatro días (sin el GPS activo) sin recargarse, y el Apple Watch 2 hasta dos días sin necesidad de carga; pero el Sequent, por su parte, se recarga con la energía cinética del propio cuerpo humano, transformándola en electricidad. En ningún momento, mientras tengas el reloj inteligente contigo y estés en movimiento, se descargará ¿no es genial?

Diseño

Presentado por la Startup Sequent, el smartwatch está diseñado de manera sustentable, con tecnología suiza y empleando materiales como cuero americano Horween. Cumple con características equiparables a los modelos más notables de relojes inteligentes, como el Apple Watch 2 o el Samsung Gear 3. Incluye GPS integrado al igual que estos dos modelos, acelerómetro, un sensor óptico que registra el ritmo cardiaco, sigue la actividad diaria, prende una luz LED para indicar que hay notificaciones en el celular y, además, al recibir una llamada las manecillas dan una vuelta completa. Es una excelente opción para los deportistas porque al igual que el Apple Watch 2 puede sumergirse hasta 50 metros debajo del agua.

Su diseño es mucho más tradicional que el de cualquier reloj inteligente y no tiene pantalla táctil, pero permite programar tu rutina de ejercicios por tiempo o pasos, sincronizándose con el celular mediante Bluethooth 4.2, también permite ubicarse fácilmente y registrar la actividad diaria: todo usando la aplicación de Sequent –aun en versión beta.

Al no tener pantalla, el Sequent consume mucha menos energía que cualquier reloj inteligente, por lo tanto si bien en esta primera versión no tiene funcionalidades más “inteligentes”; su valor realmente está en la posibilidad de su uso prácticamente indefinido, lo cual seguramente inspirará a Apple, Samsung y compañías que se dedican específicamente a construir relojes inteligentes deportivos.

Alternativas sustentables para el futuro de los relojes inteligentes

Una propuesta que podría comparársele al Sequent es el PowerWatch, que funciona con energía termoeléctrica del propio cuerpo, con un pequeño generador suficientemente potente para su funcionamiento. Permite medir las calorías quemadas, nivel de actividad y horas de sueño. Con dos versiones, estará disponible al público desde septiembre de este 2017.

Cada día los relojes inteligentes evolucionan con mejores características, optimizando su rendimiento y ofreciendo un abanico de posibilidades más amplio; para más usuarios. Algunas compañías operadoras como T-Mobile ya han incorporado a sus servicios de datos planes para relojes inteligentes, pero la demanda aumentará a medida que haya más y más opciones para todo tipo de público.

Sequent, en definitiva, ofrece una primera versión lo suficientemente sustentable como para atraer no sólo a quienes les interesa contribuir con el ahorro energético, sino a quienes les exigen más durante más horas a sus dispositivos. Este tipo de tecnología promete una gran acogida en esta versión, a punto de salir al mercado, y en las próximas también ¡ya queremos ver mejoras!

Category

ACTUALIDAD

Tags

, ,