Resumen

Lo mejor: la cámara trasera produce buenas fotos para su rango de precio. El casco de realidad virtual se puede usar con otros celulares. La pantalla ofrece buena calidad de imagen.

Por mejorar: bajo rendimiento, poco almacenamiento, carga lenta, mínima cantidad de memoria RAM que no garantiza un buen funcionamiento a mediano y largo plazo. 

6,0

Aceptable

El Polaroid Cosmo 550 es un celular del pasado. Es digno del año 2014. Es lo que encontrarías en las calles si te subieras al Delorean del Doc Emmett Brown e introdujeras la fecha 2014/10/08.

Cuando destapas la caja, te encuentras con un dispositivo al que le debes colocar la batería, como en antaño. Debes retirar su tapa trasera, con cierto esfuerzo, y ponerle la pila. Debes conectarlo a un puerto MicroUSB y se demorará 3 horas cargando. Lo encenderás y redescubrirás la interfaz del viejo Android 5.1.



La cámara para selfies logrará capturas borrosas, como en otros tiempos. Te asombrarás con lo poco que son 8 GB de almacenamiento, pero entenderás que en aquellos años eso era lo normal. Después de todo, el iPhone 6 ofrecía un mínimo de 16 GB y era el iPhone 6.

El Polaroid es un celular barato, de 350.000 pesos colombianos, y está hecho de plástico. Su diseño es uno de sus aspectos destacados. No se ve nada mal. La cara trasera se curva e imita el metal. La parte delantera exhibe generosos biseles, pero la imagen ofrecida es aceptable, virtud de su resolución HD y sus 5,5 pulgadas.

El Polaroid Cosmo 550 solo tiene 1 GB de RAM. Recién lo saques de la caja, su rendimiento te parecerá bueno, pero después de un mes empezarás a entender por qué 1 GB de RAM no es suficiente. Pronto verás tus aplicaciones moviéndose en cámara lenta. Pronto no tendrás suficiente espacio y deberás comprar una tarjeta MicroSD para ampliar su capacidad. Pronto verás cómo se ‘cuelga’ hasta para escribir en WhatsApp. 

Al comienzo podrás instalarle hasta Real Racing 3 (un videojuego de automovilismo), y te funcionará. Incluso Waze abrirá. Su procesador Mediatek MT6735P de cuatro núcleos logrará la proeza. Cuando lo intentes un mes después, ya no operará con tal fluidez. En el mundo Android, hay teléfonos de gama baja, como este, que funcionan bien por un tiempo, pero envejecen de mala manera. El Polaroid Cosmo 550 es uno de ellos. A mediados de septiembre, recién sacado de la caja, su rendimiento me parecía tolerable. Por ese entonces, llegué a pensar que merecía mejor calificación.

Tres semanas después, Real Racing 3 abre en cámara lenta y la imagen a veces se congela por un segundo en plena carrera. Escribir en WhatsApp ya no fluye. Se toma un tiempo generoso para instalar una aplicación y para saltar de una ‘app’ a otra. Es desesperante.

El Polaroid Cosmo 550 es una opción aceptable para conocer los teléfonos inteligentes por primera vez, pero no es una buena inversión a mediano y largo plazo. Te ahorrarás unos pesos al comienzo, pero después lamentarás no haber destinado más dinero para contar con un equipo con mejores prestaciones, como el Nokia 3, que vale solo 100.000 pesos más.



A pesar de lo dicho, el sensor del Polaroid Cosmo 550 es rescatable. La cámara logra buenas fotos si tomamos en cuenta el precio del aparato. Sin embargo, su obturador es muy lento. No te dejes engañar por los megapíxeles, son irrelevantes y hasta contraproducentes. Los 13 MP de la cámara trasera generan fotos de 4,5 MB de peso. Por ende, con solo 200 fotos ya habrás llenado 1 GB de su preciado y limitado espacio de almacenamiento. Polaroid no produjo un mal sensor (es algo que cabía esperar de un teléfono producido por una marca conocida por sus cámaras), pero sería ideal verlo trabajar en otro equipo de mayor capacidad.




Tampoco te dejes cautivar por el casco de realidad virtual que acompaña el aparato. Este no es un equipo que sobrelleve bien las aplicaciones pesadas, así que es mejor que no le instales nada de realidad virtual. La parte positiva es que puedes usar el casco con otros celulares que sí lidien con ‘apps’ exigentes de mejor manera.



La batería alcanza para un día, pero recuerda que se toma horas cargando. No tiene lector de huellas -sí, como en el año 2014-. No tiene NFC, pero sí radio FM (eso pensé que ya no existía).

Si quieres un celular de combate, con el que no vas a convivir día a día, con el que solo piensas tomar algunas fotos o hacer unas llamadas, el Polaroid Cosmo 550 es una opción aceptable. Si buscas algo más, si quieres trabajar e instalar varias aplicaciones que manejen contenido mutimedia, no lo tomes en cuenta e invierte un poco más de dinero en una mejor opción.

Sí, podría haber sido un buen celular en 2014, pero estamos a puertas de 2018.

ÉDGAR MEDINA
Editor de TECHcetera.co
@EdgarMed en redes sociales
Edgar Medina

About Edgar Medina

Empecé a programar páginas web cuando todavía no existían ni Facebook ni Youtube. Alcancé a ver a Napster con vida y mi pasatiempo era hackear sitios web de Pokémon cuando era adolescente. Uno de los momentos más gloriosos de mi vida fue cuando logré asesinar a Hitler en Wolfenstein 3D. Mi pasión por la tecnología se conjuga con mi amor por las letras y por el mundo digital. He escrito para La República, Semana, El Tiempo, Portafolio y la revista Donjuán. Ahora soy el editor web de TECHcetera y trabajo como director de marketing para Workep, un emprendimiento colombiano.

Category

LABS, REVIEWS

Tags

, , , , ,