Durante décadas el papel ha sido el icono emblemático para realizar cualquier número de transacciones, estamos sometidos cada vez mas al poder inmenso de este, contrario a la pérdida de valor del mismo, irónico o no, con el pasar del tiempo pareciera tomará cada vez mas y mas poder.
Piense por unos instantes un documento legal con su firma en las manos equivocadas. Como sería el proceso para convencer y demostrar que ese documento no es auténtico? Quién decide la veracidad sobre ese documento?

Hace poco tuve una situación algo paradójica, incongruente y hasta divertida…sucedió en el aeropuerto El Dorado hace unos días atrás.

Siendo las siete de la noche, viajaba en compañía de mis dos hijos menores, por quiénes debía presentar alguna identificación para su ingreso a la sala de abordar; como es natural.
Por seguridad suelo tener copias de las cédulas, registros civiles y demás almacenadas en mi cuenta de drive, asi que como parte del proceso pensé que podría ser válido para comprobar sus identidades, mostrar el documento escaneado desde el teléfono, pero oh sorpresa, cuando la guarda me indica que debe ser mostrado sus identificaciones en papel. Si, ese mismo PDF del registro civil que postre en el celular debía ser en físico, en papel.
No discutí, solo la cuestione y pregunte que diferencia habría? ese mismo documento que le mostré en el celular era el que iría a imprimir en un papel, su respuesta fue corta “Son políticas de Opain”

Sin duda, las posibilidades son muchas, pero ciertamente existen oportunidades para cambiar la dinámica en la que nos movemos. El papel no debe, no puede y no debería ser el elemento de identificación, de trámite, de autenticidad.
Por seguridad, por sentido común, debería haber elementos digitales o electrónicos que permitan una mejor y mas rápida forma de aportar sustentos legales a nuestras operaciones. Por supuesto que no con ello indico que un escan (PDF) de un documento de identidad sea el que debe aceptarse, pues en esas condiciones es tan fácil de alterar su contenido como en el papel.

Eliminar el papel como soporte documental es algo que debe hacerse por el bienestar mental de la humanidad, por agilidad, por trazabilidad, por seguridad, por tantas otras cosas que no acabaría de listarlas, a través de la tecnología se puede llegar a un proceso cero papel, hay que pensar distinto, hay que permear el pensamiento ortodoxo del querer hacer las cosas siempre igual pues son cambios que queramos o no, sucederán.

Existen tantas iniciativas que el mismo gobierno intenta una, dos y mil veces en promover estas buenas prácticas, pero toma tanto tiempo el querer hacerlas realidad que nos empapelamos cada vez mas en el mismo proceso de querer eliminar el papel. No listare los decretos, leyes y normas reglamentarias, pero existen un sin número de estos, que propenden por crear un estado mas dinámico, una relacion con el cliente/ciudadano mas cercano, aplicando estas directrices tanto para entidades públicas, como privadas, pero son pocas las que las ponen en práctica, empezando por el sector financiero, telecomunicaciones, salud, educación, entre otras.
Estamos entrando en una revolución, una revolución que cambiará la forma como hacemos las cosas, de verdad… y no como lo que hacen algunas empresas o entidades cuando de eliminar el papel se trata, diciéndole al usuario, imprima, firme, escanee y envíe, eso señores NO es virtualizar, eso y no hacer nada es lo mismo.

  • Conozco el caso de una empresa de desarrollo de software que tuvo que entregar la impresión completa del código de una aplicación que desarrolló para una entidad estatal.. 😡

    en defensa de la guardia en el aeropuerto, es claro que ella no tiene nada que ver. le dieron la instrucción. no va a arriesgar su fuente de ingresos por ser laxa en algo que no le explicaron bien

Juan Fernando Vallejo

About Juan Fernando Vallejo

Apasionado por la tecnología, del pensamiento en que es posible hacer las cosas mejor, más simples, más eficientes. Desde pequeño estuve rodeado de computadores, absorbido por ese mágico mundo y aroma que sale de un computador recien encendido. Me cautiva el poder de la tecnología y su rápida evolución... tuve la gran oportunidad de pertenecer a grandes empresas del sector por algo más de 14 años. Pasé por empresas de la talla de Oracle, Movistar, Hewlett-Packard, Carvajal, entre otros, incursioné en el sector público dejando en las dependencias prácticas tecnológicas y soluciones galardonadas a nivel nacional como las mejores en su categoria, colabore en la transformación de las Empresas Municipales de Cali hacia un proveedor de servicios estratégico, luego decidí retomar ese rumbo hacia lo desconocido, ese fantástico rumbo del emprendimiento, de alli nació Takúm, empresa dedicada a la creación constante de valor, de innovar, de crear software capaz de transformar esa idea en algo real, en pensar en que se puede cuando se sueña, que es posible pensar distinto y cumplir sueños. Takúm es una empresa Caleña, dedicada a cumplir realidad los sueños que todos como empresarios alguna vez tuvimos.

Category

EDITORIAL

Tags

,