Creo que he jugado mínimo 1,000 juegos en mi (corta) vida (tanto de consola como móviles). Unos con gráficas impresionantes, otros con unas no tan buenas pero con un gameplay extraordinario. Hay muy pocos juegos que tienen los dos. Uno de ellos se llama Ori and the Blind Forest, y me atrevería a decir que esta entre mi Top 5 de juegos.

Ori and the Blind Forest tiene más que sólo buenas gráficas y un buen gameplay: tiene una historia que te toca el corazón, un mundo lleno de toda clase de cosas desde cavernas oscuras con monstruos de lava, hasta bosques hermosos llenos de colores que impresionarían a cualquier persona.

En el juego uno es un personaje que se llama “Ori”, el cual es como una mezcla entre murciélago y gato con aspecto fantasmagórico. En la medida que uno avanza, uno va desbloqueando poderes con la ayuda de “Sein”, una bolita de luz que te acompaña en tu camino y tiene poderes mágicos ya que en un pasado fue el “corazón” del árbol que controlaba el bosque. 

En la introducción a uno le muestran a un árbol gigante que cuida el bosque, llamado “Nibel”, que, en la celebración anual de la luz, es atacado por Kuro – un cuervo gigante – el cual se roba a Sein y desbalancea el equilibrio de la naturaleza. En este momento Ori se pierde de Nibel, su papá, y es adoptada por un animal que parece un oso obeso con máscara y cicatrizes en la barriga. Éste cuida a Ori y lo cría, pero después de un tiempo el bosque empieza a decaer y ser destruido por sí mismo; esto pasa porque Nibel ya no puede cuidar el bosque y los tres elementos que lo balanceaba: agua, fuego y aire, empiezan a fallar.

Aquí empieza la historia en la que uno, Ori, debe, con la ayuda de Sein, restaurar el balance de las bases de los tres elementos. Mientras que uno recoge “puntos” para desbloquear habilidades y se encuentra con árboles ancestrales que hacen esto mismo.

El bosque es un gran mundo el cual está interconectado pero al principio uno no puede ir a todos los lugares, ya sea porque está muy alto, o porque hay un hueco muy largo. Pero mientras uno desbloquea habilidades uno puede llegar a estos sitios lo cual hace que volver a pasar por un sitio porque ya pasaste sea interesante.

Lo que más me gustó de Ori and the Blind Forest es que no es sólo LO QUE se juega sino CÓMO SE VE y CÓMO SE JUEGA. Un buen ejemplo, es la música del juego, que es sencillamente extraordinaria y que agrega muchísimo al mood de los diferentes niveles. 

Otra cosa muy interesante del juego es el sistema de checkpoints, no es como los juegos tradicionales en los que uno espera a encontrar un lugar predeterminado para guardar. En Ori and the Blind Forest uno decide cuándo guardar, solo necesita tener energía (la cual también se usa para hacer una explosión gigante) y un lugar seguro, fácil de encontrar. Bueno, sí. Porque uno puede guardar cuando quiera. Pero malo también, porque a veces uno olvida guardar y en caso de perder debe volver a hacer muchas cosas. 

Ori and the Blind Forest es un juego tradicional de 2-D, y no es como hoy que uno se puede pasar el juego a punta de $100 dólares, comprando todo. No. Uno tiene que ganarlo.

El juego fue desarrollado por Moon Studios durante 4 años y publicado por Microsoft Studios. Está disponible para Xbox One, Xbox 360 y PC y desde su anuncio ha sido galardonado como “Best Platformer de 2014” por IGN, “Best Of Show E3” por CVG.com, “Mejor Juego para Xbox del E3 2014” por Jeuxvideo.com, y “Best Xbox Game E32014” por GamesRadar.com, entre (muchos) otros. 

Y, como ya dije, no dudaría en decir que este juego es uno de los mejores juegos que he jugado en mi vida, así que los invito a que lo prueben. Sé que les va a encantar!

About Nabih Estefan

Me encanta la Tecnología, el Lego, el Basketball, los Robots, Leer y tocar Violín

Category

LABS, REVIEWS

Tags

, , , , ,