Desde hace un buen tiempo he estado intentando mejorar mis habilidades para tomar buenas fotos y me he encontrado con mucha gente que dice que, en general, la cámara no importa mucho, que lo más relevante es la habilidad del fotógrafo; pero, la verdad es que la tecnología ha avanzado tan rápidamente que, en realidad,  en muchas ocasiones le puede dar a un aficionado el “empujoncito” necesario para captar de la mejor forma un momento que quedará para la posteridad. Ahora bien; es una realidad que en los dispositivos móviles cada vez  se va mejorando la capacidad de captar imágenes fotográficas con lujo de detalles, pero también lo es  que hay ciertas cosas que, hasta el momento, sólo se pueden lograr con una buena cámara que permita al fotógrafo controlar opciones avanzadas, como la exposición (tiempo de obturación), apertura (el rango de apertura del obturador) y la  sensibilidad del sensor digital que se este usando (anteriormente, este indicador era relacionado con la película o rollo, pero dado que ahora esa tecnología se encuentra descontinuada, ya no vale la pena gastar más tiempo hablando de ella). Ahora bien; teniendo en cuenta que para obtener resultados impresionantes hay que ir más allá del SmartPhone y remitirse a las cámaras digitales, vale la pena hacerse las preguntas de rigor sobre el caso de uso que se le puede llegar a dar a dicho aparato en la situación particular de cada uno de los lectores:
  • Cuál  es el uso que se le va a dar a la cámara?
  • Cuál es el tipo de objetos o entorno que se van a capturar en las fotos: paseos (paisajes), retratos, gadgets, y otros?
  • Cuál es la modalidad de uso: en modo automático? o se van a manipular cada una de las opciones avanzadas mencionadas anteriormente?
  • Cuál es el presupuesto?
Lo anterior seguramente va a determinar el tipo de cámara que se va a usar; pero si no se tiene ni la más remota idea de las variedades de cámaras que existen, aquí se puede encontrar una explicación muy básica de las más populares:
  • Cámaras digitales del tipo réflex digital o DSLR (Digital Single Lens Reflex Cameras): suelen ser de gran tamaño y muy populares en el mercado debido a su versatilidad: cámaras que ya permiten controlar la exposición, la apertura, programarles el modo de disparo y cambiarles los lentes para ajustarse a diversos tipos de situaciones. Este tipo de cámaras usan un sistema de espejos y penta-prismas para desplegar en el visor la previsualización de la escena que será fotografiada.
  • Las cámaras compactas: son aquella donde las opciones de configuración son básicas y prácticamente solo hay que “apuntar y disparar”; suelen tener un precio  reducido, poseen un visor óptico directo y un objetivo no intercambiable. Generalmente son  muy atractivas para el público dado que poseen diversos modos de acercamiento (Zoom) y muchos Megapixeles.
  • Cámaras sin espejo: tal como su nombre lo indica, estás cámaras no usan espejos para generar la previsualización de la imagen que será fotografiada en el visor o la pantalla LCD y, por lo mismo,  generalmente son más compactas que las DSLR. Otras ventajas de este tipo de cámaras (además del tamaño) son: pueden albergar sensores más grandes que los de las cámaras compactas tradicionales y pueden adaptarse a una gran variedad de situaciones por medio de lentes que son intercambiables.
Una vez se tiene medianamente claro el escenario y las condiciones de uso (interiores, exteriores, con buena o mala luz), vale la pena pensar en cuál va a ser la finalidad de las fotografías capturadas? Se van a imprimir para guardarlas para la posteridad? Se pretende usarlas para armar una valla o material publicitario? Van para las redes sociales o sitios como Google Photo? Se van a mantener en el computador para mostrárselas a aquel familiar que solicite verlas? Anteriormente los megapixeles eran uno de los argumentos de venta más poderosos; pero, con el pasar del tiempo, muchos de los usuarios se dieron cuenta que éstos empezaron a tomar importancia cuando las fotografías capturadas iban a imprimirse a gran escala para cualquier propósito. Los accesorios disponibles para “X” o “Y” modelos de cámara suelen ser determinantes también para muchos de los profesionales, ya que el costo de los mismos no sólo es lo importante, sino también la disponibilidad y el tipo de funcionalidad que pueden generar o mejorar. Algunos de los más comunes son:
  • Cantidad y tipos de lentes y/o filtros,
  • Carcasa o elementos para para fotografía bajo el agua,
  • Tarjetas de memoria,
  • Piezas de carga como: Baterías / Cargadores,
  • Trípodes o el tan odiado “Selfi-Stick”,
  • Luces y tipos de flash,
Puede que la anterior explicación todavía no sea suficiente para muchos; por eso, en próximas entregas  se va a explorar un poco más en detalle  sobre el tema, ya que por la extensión del mismo no es factible cubrir la materia en un sólo artículo!. Mientras tanto, vale la pena ver al experto de Sony hablar de algunos de los conceptos mencionados anteriormente, plasmados en varios  de los nuevos modelos de cámaras Alpha sin espejo.
Felipe Lizcano

About Felipe Lizcano

Una gran curiosidad siempre me ha llevado a investigar sobre la interacción entre el ser humano, las tecnologías y el ambiente. Todo ello de una manera muy ecléctica y desde la óptica de la “ usabilidad” que me ha dado mi formación académica de diseñador, la óptica administrativa que le ha traído a mi vida profesional una especialización en gerencia y la experiencia adquirida al trabajar en diversas compañías, en las cuales la tecnología han sido parte fundamental del núcleo del negocio. La vida me ha llevado a tomar varios retos en paralelo, entre los cuales se encuentra el de ser editor, parte del equipo de soporte tecnológico y Co-Fundador de TECHcetera.co. En Twitter me pueden encontrar como @pipeliz_tech (https://twitter.com/pipeliz_tech)

Category

VIDA TECH

Tags

, , , ,