Mucho se ha dicho de la importancia de la paridad de género en los negocios y en especial en los cargos estratégicos de una empresa. Los datos son contundentes: no hay suficientes mujeres en cargos directivos, no hay suficientes mujeres en los cargos estratégicos y no hay suficientes mujeres preparándose para llegar a las Juntas Directivas.¿ Y ahora quien podrá defendernos? Se dice que no antes de 20 años habrá paridad de sueldos a pesar de las leyes y las competencias. ¿Entonces que hacer? Las empresas que tienen mujeres en sus juntas directivas tienen resultados financieros superiores a las que no.

Estas son las buenas prácticas recopiladas por Mc Kinsey, la firma global de consultoría,  en un estudio que llevó a cabo entre las empresas del S&P500:
1. Cambiar la forma de ver el mundo:
Para esto es necesario hacer VISIBLE el compromiso de promover la diversidad en todos los ámbitos de la organización. También es vital establecer mecanismos para que las mujeres sean incluidas en estamentos de decisión en todos los niveles de la organización empezando por las listas de candidatos a nuevos asientos en la Junta Directiva.

2. Expandir los criterios de selección:
Se recomienda buscar mujeres por fuera del círculo de influencia de la organización. Nada como las ideas frescas y desde perspectivas distintas para que una organización crezca y se expanda. Además se deberían considerar candidatas que tenga la experticia y no necesariamente la experiencia en juntas directivas. 

3. Mantener abierto un “pipeline” de miembros potenciales a su junta directiva:
Los miembros actuales de la junta directiva y del equipo directivo deben ampliar sus redes de contactos profesionales para contar con potenciales candidatas idóneas. También es importante cultivar dentro la organización potenciales candidatas a ocupar una silla en la junta directiva. 


Los datos recogidos McKinsey muestran que hay una creciente participación de las mujeres en las juntas directivas de las compañías más grandes que hacen parte del S&P500 (esta lista incluye compañías de distintos sectores económicos). El estudio resalta que el 33% de mujeres ocupan asientos en las juntas directivas de las 50 compañías más grandes. Además muestra que un crecimiento del 24% de la participación®on femenina desde el 2005. El trabajo de investigación también tuvo una parte cualitativa con entrevistas con los CEOs de las empresas que están a la vanguardia (y con las que están tratando de lograr algo). Y si más mujeres en las juntas directivas de las empresas implica:
  1. Poder contar con el 100% del talento potencial y no solo el 50% como sucede ahora con pocas mujeres.
  2. La diversidad trae consigo más innovación, más conversaciones significativas y sobretodo trae mejores retornos a la inversión.
  3. En esta nota propuse tres estrategias adicionales: i) Revisar e implementar políticas de equidad de género , ii) crear planes de desarrollo específicos para mujeres , iii) crear ambientes de trabajo flexibles.Esta
Estas ideas parten del principio básico que para cambiar una situación lo primero que hay que hacer es reconocer que algo no está funcionando correctamente. Luego, hay que pensar en posibles soluciones. Estas son unas ideas que he venido explorando y revisando

¿Y ud. que está esperando para nominar alguna de sus colegas mujeres a ese puesto en la junta directiva?
Otro día, les doy unos tips para irse preparando para tener un puesto en una junta directiva. Podemos caminar la ruta juntas. Es invitación como dice un amigo tuitero.
Catalina Valenzuela

About Catalina Valenzuela

Maestra y estudiante perpetua. Intrigada por la interacción entre la tecnología y la educación. Cree que todos y todas se merecen una educación de calidad. Edupreneur. Lectora voraz. Exploradora de comida interesante con sabor a casa y a mundo. Mamá y esposa.

Category

VIDA TECH

Tags

, , , , ,