Las “escuelas chárter” son un tipo especial de escuela en Estados Unidos que recibe dineros públicos pero a la vez tienen cierta autonomía sobre los contenidos de sus programas. A muchos padres les gustan porque permiten formaciones específicas como artes, habilidades mecánicas o formación en literatura. Si bien existen desde hace mucho tiempo, desde el año 2.000 las escuelas chárter encontraron en el internet un lugar en cuál ofrecer sus programas. Ahora un estudio de la Universidad de Stanford a través del Centro Nacional de Resultados Educativos o “CREDO” por sus siglas en inglés ha encontrado serias falencias en este modelo educativo, llegando incluso a afirmar que los estudiantes de este tipo de cursos han perdido hasta 72 días de avance en lectura y 180 días de estudios en matemáticas, en este segundo caso es simplemente como si nunca hubieran asistido a clase; terminan afirmando que este sistema simplemente “no es efectivo”.

Curiosamente la razón por la cual se da este fenómeno es la misma que puede encontrarse en escuelas tradicionales para explicar la falta de desempeño de algunos estudiantes, simplemente estos no se concentran. Los medios digitales presentan, según el estudio, muchas distracciones y provocan una especie de “aturdimiento” que lleva a  que pierdan el enfoque, lo anterior combinado con el hecho de que la familia delega la responsabilidad a los profesores al otro lado de la pantalla (cuando este tipo de formación demanda altos niveles de compromiso y atención por parte de los padres), provoca que el nivel final del desempeño de los estudiantes sea preocupante.

Pero esta no es la única variable a tener en cuenta ya que la calidad de los contenidos presentados, su dinámica y tratamiento debe estar pensado para entornos digitales y muchas veces tan solo se ve un “copiar y pegar” de lo que se ve en materias tradicionales, es indispensable entonces tener en cuenta las ventajas y retos del entorno virtual que difieren mucho de los que se presentan en las escuelas físicas. Cabe mencionar que el estudio analizó los resultados académicos de escuelas chárter en línea en 17 estados de los Estados Unidos entre 2008 y 2013, descartando a aquellos alumnos que tomaron algunos cursos virtuales, pero pasaron la mayoría de su tiempo en escuelas convencionales, es decir, se centraron estudiantes 100% digitales.

La investigación arroja como una de sus conclusiones más importantes que es fundamental mantener la interacción entre estudiantes y profesores, toda vez que un alumno digital pasa a la semana la misma cantidad de tiempo que uno convencional pasa con sus maestros en un día, pero además del tiempo hay una seria desproporción entre el número de profesores y de estudiantes en ya que hay escuelas de 10.000 estudiantes en las que simplemente es imposible reproducir una atención tan cercana como la que se ve en las  escuelas de ladrillo.

Es importante entonces entender que a pesar de que el medio sea diferente la disciplina, la interacción y acompañamiento constante son reglas que deben estar presentes en todo entorno educativo, ya se que use tablero y cuaderno o pantalla y teclado. 

Si quieren descargar el estudio completo (en inglés), pueden hacerlo  aquí 

¿Ustedes qué piensan, confiarían la educación de sus hijos a un entorno 100% digital?, ¿Han hecho estudios de gran envergadura como pre o posgrados a través de internet?

Andrés Felipe Sánchez Cano 
@innovandres

Andrés Felipe Sánchez

About Andrés Felipe Sánchez

Máster en Creatividad e Innovación, fotógrafo consumado, todo en este mundo surgió de una buena idea. Fanático de la astronomía y la buena ciencia ficción, guitarrista frustrado, aún juego con legos y colecciono hotwheels. Soy un firme creyente de que la tecnología, si se entiende y usa bien, acerca a las personas de maneras interesantes y creativas. Actualmente soy director estratégico digital para una marca de bebidas.

Category

ACTUALIDAD

Tags

, ,