Cuando nos sentamos a armar el listado de #LoMasTECHdel2015 quisimos mirar para atrás y encontrar, más allá de los gadgets, a los personajes – personas y compañías – que hicieron una diferencia en el 2015. Y cuando nos pusimos a pensar en compañías nos dimos cuenta que había diferentes formas de medir quienes, en el segmento de la tecnología, habían tenido un año importante para ellas, para sus clientes, para el mercado y para el futuro.

Estas son las 5 compañías más importantes del mundo tecnológico en el 2015:


Basic RGB
Si el 2014 fue el año en el que Satya Nadella formuló su plan para transformar a Microsoft y volverlo de nuevo relevante, el 2015 ha sido el año en el que dicha transformación se evidenció. A lo largo de estos últimos 12 meses Nadella y su equipo han logrado cambiarle el mindset a más de 115mil empleados, miles de socios de negocios y millones de clientes alrededor del planeta de lo que debe ser el futuro de la compañía.

El Microsoft de hoy no es el Microsoft de sus papás. Es más, no es el Microsoft de comienzos de la década. Sólo hay que mirar el cambio en la misión de la compañía para entender la dimensión de su transformación. Entre el “…un PC en cada escritorio de cada hogar…” de Gates y el “…empoderar a cada persona y organización en el planeta para lograr más…” de Nadella hay un abismo conceptual y filosófico. En Microsoft han entendido que ya el cuento no es hablar de bits y bytes, de Windows y Office o de GBs y Mhz. El discurso se ha transformado en un habilitador de negocios, de productividad, de facilitarle la vida a la gente, de conectarnos a todos, de permitirnos hacer lo que queramos cuando queramos y desde donde queramos, sin importar la tecnología subyacente requerida para que todo funcione. 

El futuro que nos presenta Microsoft, con cambios tan radicales en su ADN como el regalar Windows 10, como volcar sus productos a la nube y como la presentación de dispositivos como Hololens – que veremos a partir del próximo año – hacen que Microsoft haya vuelto a ser sexy y cool


Alphabet-Logo

A mediados de año Sergei Brin y Larry Page sorprendieron al mercado con el anuncio de que Google tendría un nuevo dueño. Un dueño que nacía desde adentro, que crecía para tomar control y que permitiría, a la vez, más foco pero también más diversidad.

Con la creación de Alphabet los cofundadores de Google centraron los esfuerzos de la compañía, ahora en manos de Sundai Pichar, mientras que le daban alas a los otros proyectos en los que se han venido metiendo en los últimos años y que no hacen parte del core de Google. Si Google y Android son el presente, muchos de los otros proyectos (como Car, Loon o Life Sciences – ahora llamado Verily) son el futuro. Y no hablo del futuro de la compañía. Hablo del futuro de la humanidad. 

Carros autonómonos, acceso completo de la población mundial a internet, inteligencia artificial, robots, la cura del cáncer. Ese es el tipo de proyectos en los que la “colección de compañías” que es Alphabet, como lo ha denominado el mismo Page, está trabajando. Son lo que se conoce en inglés como moonshots; proyectos de una envergadura tan grande y compleja, con unas metas tan locas, que parecen inalcanzables. 

Con la creación de la nueva holding y la recomposición de las empresas y unidades de negocio, Alphabet tiene todo lo que necesita para hacer, en el mundo físico, lo que Google hizo en el mundo digital y transformar nuestra realidad, nuevamente.

Facebook
Si Facebook fuera un país, sería el país más grande del mundo. Con cerca de 1,500 Millones de usuarios que se conectan todos los meses a su plataforma, la compañía es la epítome del poder de las redes sociales y de cómo estas han cambiado (y siguen cambiando) nuestras costumbres, nuestras expectativas, nuestra forma de comunicación y nuestra sociedad. 

Zuckerberg & Compañía han ampliado su alcance gracias a adquisiciones importantísimas que hoy por hoy lo ponen en el centro de las comunicaciones interpersonales (piense no sólo en Facebook sino en Snapchat y Whatsapp), le dan una posición de liderazgo en el futuro del entretenimiento (mire Oculus Rift y cómo ha venido creciendo el consumo de videos en la plataforma) y la catapultaron en temas como inteligencia artificial y machine learning, que serán claves en el desarrollo tecnológico de los próximos 5 años. 

Si usted aún piensa que Facebook es sólo una página de internet donde la gente comparte banalidades, no ha puesto atención a la profundidad y alcance de lo que la compañía y sus filiales están construyendo. 

Hace tan sólo unas semanas, Zuckerberg anunció que “donaría” el 99% de sus acciones de Facebook – algo así como USD 65,000 Millones – para promover los desarrollos tecnológicos que nos permitan, como humanidad, trascender los problemas que más nos apremian. Este dinero será destinado a proyectos de conectividad, de longevidad, de salud, de educación que van de la mano de un sueño de ofrecer “al siguiente billón y medio” más acceso a información, pues está comprobado que en la medida en que la gente tiene más información (y educación) es más fácil combatir la pobreza. 

Facebook, querámoslo o no, entendámoslo o no, es una de las compañías más importantes del mundo y el 2015 fue un año en el que consolidó su posición de liderazgo y se posicionó para la dominación total de su realidad digital.

Tesla-Motors-symbol
Si; los carros eléctricos son el futuro. Si; los carros de Tesla son de lo más cool que hay en el planeta. Si; Tesla es la compañía en la que aspiran trabajar los empleados de Apple (según Elon Musk). Pero esa no es la razón por la que Tesla es importante. Tesla, más allá de una compañía de vehículos, es una compañía de energía. De energía renovable. Sus desarrollos ya nos permiten tener carros que no polucionan y casas auto-sostenibles que no dependen de la energía que le compren a las electrificadas tradicionales. Sus baterías cambiarán nuestras vidas.

Hoy por hoy, menos del 20% de la energía que consumimos es renovable. El restante 80% viene del petróleo, el carbon y el gas, recursos que además de acabarse eventualmente generan polución. Hoy por hoy se producen en el planeta cerca de 30 GWh de baterías de lithium-ion por año.

El Gigafactory, una planta completamente autosostenible que está construyendo Tesla en Nevada, duplicará este monto. Pero además lo hará utilizando sólo energías renovables: solar, eólica y geotérmica. Piense en el impacto. Más allá de las baterías para consumo propio que Tesla producirá (para poder darle poder al medio millón de carros que quiere vender anualmente) el output hará – por pura teoría económica – que el precio de las baterías caiga significativamente. 

Y a eso súmele que los carros de Tesla ya tienen, en pruebas, pilotos automáticos con los que en muchos escenarios ya no es necesario conducir el coche.

La importancia de Tesla radica en la presión que está generando tanto en el sector automotriz, como en el sector energético y como está cambiando el status quo. Piénselo: la mayoría de los grandes fabricantes ya hablan de carros eléctricos. Y un buen número de ellos ya están hablando de vehículos que se manejan solos. En el sector energético está pasando lo mismo. 

La importancia de Tesla no está en su Model X. La importancia de Tesla es en lo que está obligando a su competencia a hacer y cómo eso va a cambiar el mundo radicalmente.

alibaba
De las 5 compañías que escogimos, Alibaba puede ser la menos conocida. Por lo menos en nuestra región. Sin embargo su importancia radica en su tamaño, en su modelo de negocios y en el alcance cada vez más global que tienen sus operaciones. 

Si usted cree que el Black Friday o que el Cyber-Monday fueron grandes es porque no ha escuchado hablar del “Día de los Solteros”, que se celebra en China. Es, posiblemente, el día de mayor ventas en el planeta y Alibaba es su rey. En el último Día de los Solteros, realizado a comienzos de Noviembre, Alibaba vendió USD 14,300 Millones. En un sólo día. Eso es más que el PIB de países como Nicaragua (en todo un año). Y 69% de las compras fueron hechas desde dispositivos móviles. Mucho más que cualquier otro retailer del planeta. 

Lo más interesante es que Alibaba no tiene ni una pieza de inventario propia. Su modelo abre las puertas del comercio electrónico a millones de pequeñas tiendas de terceros que encuentran en su servicio la posibilidad de vender, de crecer, de competir a nivel mundial. 

Si Amazon es, y ha sido importante en el desarrollo del comercio electrónico y en la creación de una cultura de compra digital. Pero palidece al lado de Alibaba y, sólo por eso, Alibaba es una de las compañías más importante del 2015. 



Category

Lo+TECH

Tags

, , , , , ,