Gracias a la evolución que ha tenido la tecnología y a la penetración que han tenidos las telecomunicaciones a nivel mundial el concepto de La Nube evolucionó tanto que modificó esquemas de virtualización, tecnologías cliente-servidor y tantas otras que se trabajaron en el pasado – no muy lejano de hecho.

El Cloud Computing, que para algunos es algo complejo, es una tecnología de esas que solo se podían entender si se hubiese estudiado ingeniería de sistemas… realmente el concepto es sencillo y tan fácil como lo es prender un computador. Este término, tan de moda hoy en día, no es más que la forma de tener las aplicaciones y/o documentos en Internet.

En otras palabras, en lugar de pagar los precios absurdos de Microsoft por sus productos  (ej.Office)  –  en el modelo tradicional de licenciamiento, pueden variar desde los 100 dólares hasta los 400 por tener una sola licencia por computador,  –  en el modelo Cloud, se pagaría una fracción de ese valor por tener el derecho a usar la herramienta sin necesidad de estar atado a un computador, pues ya está en la nube. Eso si, para hacer uso de ésta se requiere de una conexión a Internet.

Dicho esto, para el sector empresarial y el usuario típico de hogar, el concepto  de compra de tecnología varía en cuanto a que habrán cargos mensuales tal y como sucede con la energía, agua, gas que se pagarán de forma mensual.

El software se vuelve un servicio más en el presupuesto


Todo esto suena muy bien si el servicio a internet funcionará a la perfección, pero lamentablemente, gracias a los actuales proveedores de Internet que hay en Colombia (Claro, UNE, Movistar, Tigo, ETB, etc, por mencionar solo los principales), la experiencia de usuario con la nube no deja de ser un decálogo de improperios por la mala conectividad y por ende, la mala experiencia para acceder a estos servicios. 

Cloud Computing es el futuro, hacia allá propende el desarrollo de las estrategias en tecnología, pero es fundamental para que esto se de lograr una BUENA por no decir EXCELENTE conexión a Internet.

Para el sector corporativo, donde la conectividad se logra gracias a canales dedicados, el tema está resuelto mediante contratos que obligan al proveedor a estar en un 99.9% en línea y con disponibilidad en la capacidad contratada, pero para el usuario común, para el empresario que no cuenta con este canal dedicado, que debe contratar servicios de ADSL, DSL, o cualquier otra derivación, está condenado a tener una experiencia demencial con los accesos en línea a sus herramientas, documentos y/o aplicaciones.

Lástima que esto suceda, pues el éxito del desarrollo tecnológico depende en gran parte de la experiencia que los usuarios tengan con estas tecnologías… el prestador de servicio de Internet (ISP) se torna crítico para esta experiencia, pero pareciera nuevamente que caer en las manos de estos grandes monopolios quienes ofrecen servicios incipientes solo por dar cumplimiento a una regulación existente es el orden de las cosas.

Revisar la oferta en telecomunicaciones en Colombia es de verdad triste. Paquetes de 5, 8, 10 Megas, promocionados como si fueran las mega velocidades, otros promocionando hiper velocidades pero con un reuso que supera el estándar mundial, mensualidades de más de 99 mil pesos por un servicio pésimo y de mala calidad vs. paises no muy lejanos  que ofrecen velocidades por encima de los 20 Megas como estándar y reusos equivalentes a un 4:1. Con servicios de streaming creciente como Netflix, Crackle, Spotify o iTunes entre los muchos otros canales de audio y video que están entrando al país, aún hablamos incluso de servicios de 1 Mega, es en serio? Será que próximamente se ofrecerá conexión por dial-up nuevamente?

Si bien las comunicaciones son elemento clave para un gobierno, quien debe regular las condiciones y propender por estar en una constante evolución de lo servicios, contrario a lo que sucede en nuestro pais donde los prestadores de servicio manipulan a su conveniencia a los entes reguladores como la CRC para adoptar leyes, normas y condiciones que solo los favorecen a ellos y no al usuario.

Cuando la CRC decidió regular el concepto de banda ancha definió el mínimo de velocidad para que la oferta que llevará el nombre BANDA ANCHA tendría que ser mínimo de 512kbps.. en serio? de verdad, esto es banda ancha? así las cosas, vivimos con un concepto regulatorio tan poco atractivo para el usuario que debe conformarse con una velocidad de esta categoría pues es la ley.

Sin duda existen retrasos en adopción de tecnologías, por supuesto que este atraso tiene varias variables, pero no podemos dejar a un lado la gran importancia que tiene el componente de telecomunicaciones, pues es el conector para que el usuario tenga el servicio adecuado y este a su vez sea una buena experiencia.

Estamos en manos de monopolios que no cumplen lo que la nube nos promete gracias al mal servicio ofrecido por estos grandes operadores, hoy estamos a merced de lo que quieren, nos han acostumbrado al mal servicio negándonos la posiblidad de evolucionar y estar a la altura de muchos otros paises. Nuestro punto de comparación es tan bajo qué no somos capaces de comparar con quienes de verdad deberiamos.


  • Rubén G

    Este artículo es más una queja hacia los ISPs de Colombia que un análisis de lo que ofrece el Cloud Computing, esperaba encontrar algo már relevante al tema. O de plano cambiar de título. “Mal servicio de Internet en Colombia que trunca el sueño del Cloud Computing”

    (También pasa en México) Saludos

  • Juan Fernando Vallejo

    Rubén, lo cierto es que la experiencia de usuario para obtener una buena experiencia con la “nube” se dificulta por la mala capacidad de los operadores en brindar una conectvidiad que esta a la altura y exigencia para tener una buena experiencia, saludos

Juan Fernando Vallejo

About Juan Fernando Vallejo

Apasionado por la tecnología, del pensamiento en que es posible hacer las cosas mejor, más simples, más eficientes. Desde pequeño estuve rodeado de computadores, absorbido por ese mágico mundo y aroma que sale de un computador recien encendido. Me cautiva el poder de la tecnología y su rápida evolución... tuve la gran oportunidad de pertenecer a grandes empresas del sector por algo más de 14 años. Pasé por empresas de la talla de Oracle, Movistar, Hewlett-Packard, Carvajal, entre otros, incursioné en el sector público dejando en las dependencias prácticas tecnológicas y soluciones galardonadas a nivel nacional como las mejores en su categoria, colabore en la transformación de las Empresas Municipales de Cali hacia un proveedor de servicios estratégico, luego decidí retomar ese rumbo hacia lo desconocido, ese fantástico rumbo del emprendimiento, de alli nació Takúm, empresa dedicada a la creación constante de valor, de innovar, de crear software capaz de transformar esa idea en algo real, en pensar en que se puede cuando se sueña, que es posible pensar distinto y cumplir sueños. Takúm es una empresa Caleña, dedicada a cumplir realidad los sueños que todos como empresarios alguna vez tuvimos.

Category

ACTUALIDAD

Tags

, , ,