Hace ocho días, el huracán Irma pasó por el Caribe y literalmente tocó el sur de la Florida aterrizando en Naples, una ciudad pequeña a donde se ven los mejores atardeceres de este lado del mundo. Irma además de tumbar árboles, y de dejar sin electricidad a una buena parte de la región nos recordó como era la vida sin Internet y sin electricidad. Nosotros como la mayoría de la personas que viven en la Florida nos preparamos para recibir a la gigantesca Irma. Incluso, recomendé cinco apps para “estar comunicarnos y seguros”. Ahora les quiero contar como es la vida durante y después de un huracán. 

Durante el huracán, tuvimos la fortuna de tener electricidad y señal de celular. Sólo durante 24 horas no tuvimos señal de Internet. Y pudimos usar nuestras apps y saber que estaba pasando. Una vez abrimos los “shutters“, los protectores de las ventanas y puertas, nos recibieron el sol y el cielo azul típico de la Florida. Fue una gran bienvenida después de estar 48 horas en la oscuridad, en la penumbra con el ruido de las ráfagas de viento acompañándola. Después de revisar que no hubieran daños mayores en la casa donde nos estábamos quedando, volvimos a la nuestra.

La electricidad: Para el comfort y la salud
Y si da un poco de aprensión llegar a la casa, mientras uno pasa las calles llenas de árboles caídos y las calles medio desiertas. Nuestra casa afortunadamente estaba perfecta. El jardín sufrió pero nada que merezca ser anotado. Y teníamos electricidad. Este es el activo más preciado después de una catástrofe natural. Todo funciona con electricidad, no hay necesidad de explicar esto mucho. A 40 grados centígrados de temperatura y con humedad superior al 90%, la electricidad es una fuente de comfort y sobretodo de bienestar. En muchos casos, es cuestión de vida o muerta como lo muestra el doloroso caso de las personas mayores que murieron por exceso de calor. 

Y sin antes de que la electricidad fuera un servicio público y su precio fuera bajo, en este estado no vivían tantas personas. El clima de la Florida es sub tropical y no es un clima sano ni agradable particularmente en el verano. Y sin electricidad, no se pueden cargar los dispositivos electrónicos particularmente los teléfonos. 

Hablemos del acceso a Internet y de la señal celular:
Sin Internet y sin celular, las primeras horas parecieron una eternidad. Mis hijos nativos digitales y yo (que a veces parezco nativa digital) no podíamos comunicarnos con nadie ni podíamos saber que estaba pasando, cómo estaban nuestros amigos y colegas. Y de pronto, nos dimos cuenta que SI había vida sin mundo digital. Mis hijos sacaron un parques de hace años. Mi hijo volvió a ver todas las películas de Harry Potter, en dvds con carátulas desteñidas. Mi hija retomo la lectura de sus libros favoritos. Y yo por primera vez en la vida, me dediqué al jardín. También aproveché para leer mucho. Instapaper una vez más fue una app que funciona perfectamente en estas situaciones. No necesita conexión a Internet para acceder a la mayoría del contenido que uno ha guardado previamente. 

Y si la vida siguió. Mis hijos, finalmente, entendieron como era la vida cuando mi esposo y yo teníamos su edad. 

Dicho esto, lo que más me puso nerviosa fue la imposibilidad de comunicarme con mi familia en Colombia. Las noticias desde lejos siempre son peores. Y quería que mi mamá y mi hermana tuvieran la seguridad que estábamos bien.  El martes, la señal de celular empezó a funcionar. Y la mejor manera de comunicarse local e internacionalmente fue via WhatsApp. En efecto, fue la única app de comunicaciones que funcionó perfectamente con poca señal de celular.  

Durante el tiempo que no tuvimos Internet, el radio, un transistor que funciona con pilas y manivela, fue mi única fuente de información permanente. Mi principal preocupación fue darme cuenta como dependemos 100% del acceso a la Web. Las autoridades locales y nacionales y los representantes de los servicios públicos, le pedían a las personas que por favor visitaran sus páginas web para recibir información o para poner reclamos. Hmmm complicado eso sin Internet, o con celulares sin carga ( o sin plan de datos). 

A pesar que los proveedores de Internet prometieron tener “Hot Spots” abiertos. No fueron suficientes. No funcionaron. Entonces parece que hay que prepararse para NO tener señal de celular ni acceso a la Web.  

¿Qué vamos a hacer diferente la próxima vez? 
La próxima vez vamos a hacer varias cosas diferente. La primera es NO contar con la electricidad ni la señal de las celulares. Todavía no tengo claro cual es la solución pero estoy atenta a buscar y encontrar una. 

Otra cosa que me parece vale la pena hacer es comprar más ventiladores de pilas. Tenemos uno. Necesitamos comprar uno para cada uno de los miembros de la casa. En realidad, la temperatura alta sube los ánimos rápidos. A nuestra casa vinieron los amigos de todos a refrescarse. Todos fueron bienvenidos y seguirán siendo bienvenidos con o sin electricidad. 

El tema de no tener electricidad, también afecta el acceso a alimentos y el hielo se vuelve un bien preciado y escaso. La solución puede ser utilizar hielo seco que dura más o menos 36 horas. Y después qué? Contar con los vecinos y amigos y las organizaciones de caridad. 

En efecto, dicen que lo único bueno de los desastres naturales y similares es que acercan a la comunidad. Y en efecto, en menos de tres días, las organizaciones sin ánimo de lucro de la ciudad y del estado se pusieron manos a la obra para ofrecer abrigo, comida y otras necesidades básicas a las personas más afectadas por Irma. 

Hoy la vida volvió a la normalidad para buena parte de Miami, los colegios abrieron y los niños vuelven a sus rutinas. Todos poco a poco retomamos nuestra vida. Y los árboles caídos secándose al sol mientras la Ciudad encuentra el momento de recogerlos, la última de sus prioridades cuando todavía hay zonas de la ciudad sin electricidad y personas que perdieron sus viviendas y su ingreso. 

Catalina Valenzuela

About Catalina Valenzuela

Maestra y estudiante perpetua. Intrigada por la interacción entre la tecnología y la educación. Cree que todos y todas se merecen una educación de calidad. Edupreneur. Lectora voraz. Exploradora de comida interesante con sabor a casa y a mundo. Mamá y esposa.

Category

VIDA TECH

Tags

, , , , , , , , , , , , , ,