Hace unos años leí un libro que me llamó mucho la atención: Blink, de Malcolm Gladwell. En él, Gladwell habla del poder de las primeras impresiones y de cómo – para bien o para mal – decidimos cosas en un abrir y cerrar de ojos.

Por eso me gustan las primeras impresiones y por eso, habiendo comenzado el proceso de evaluación del iPhone X hace cerca de 36 horas, aquí están mis primeras impresiones del nuevo teléfono de Apple (ya vieron nuestro unboxing?).

Face ID está a años luz

El iPhone X no es el primer teléfono en poderse desbloquear por medio de reconocimiento facial. Y tampoco es el primero que pruebo (en el Galaxy S8, por ejemplo recomendé esta opción por encima de la del lector de huella).

Pero la verdad es que Face ID es mucho más que eso, es mucho rápido, conveniente y poderoso que lo que hay en el mercado. No en vano los analistas de KGI dicen que está al menos 2.5 años adelante del resto de la competencia.

Es extraño lo natural que se siente desbloquear cosas con solo mirarlas, es como si no estuvieran bloqueadas. Levanta uno el iPhone X para deslizar la pantalla hacia arriba y en ese trayecto el dispositivo ya validó si usted es usted. Con o sin gafas (y eso que las mías tienen un aumento considerable).

Otro efecto de Face ID tiene que ver con la privacidad de sus notificaciones.


Ahora cuando estas le salgan en la pantalla de su iPhone, si este está bloqueado (mire el candado en la parte superior), le muestra de quien y en qué aplicación, pero solo hasta que usted mira el dispositivo y este lo reconoce y se desbloquea, despliega su contenido manteniéndolas privadas hasta que usted las quiere revisar.

Los Emojis son los máximo

Yo se, son un solo un juego. Pero:

1. Son divertidísimos. Ya vieron Animoji Karaoke?


2. He llegado a la conclusión que los Animojis son al iPhone lo que el Solitario fue para la primera versión de Windows. 

Y es probable que usted no lo sepa pero Solitario fue el “Caballo de Troya” por medio del cual Microsoft le enseñó a la gente a que moviendo su mouse podia mover el cursor y sirvió de artífice para que le gente entiendera la dinámica y las capacidades de una nueva interface de usuario.

Estoy convencido que por medio de los Animojis tanto la red neuronal del iPhone (sí, el Chip A11 Bionic tiene una red neuronal integrada) como los usuarios aprenderán de la tecnología y de las opciones que trae el True Depth Camera y todos los sensores que lo acompañan. Y es que es básicamente un Kinect – mas poderoso que el original – miniaturizado.

El tamaño es perfecto

Hace ya 3 años, cuando Apple abrió su línea con los modelos Plus, me subí a uno a de ellos y desde entonces me he mantenido en form-factor. Primero lo hice por la pantalla, perfecta para trabajar y luego por los diferenciales en cámara que ofrece la compañía.



Y aunque ya me acostumbré al tamaño del dispositivo debo decir que estas primeras horas con el X han sido maravillosas. El tamaño de la pantalla es prácticamente el mismo (incluso un poco más grande) pero el iPhone per se es mucho más pequeño (casi como el 8), fácil de manipular y fácil de guardar en el bolsillo.

Si, el homescreen no gira, pero la verdad es que esa es una funcionalidad del Plus que odié desde el comienzo y que me confundía.

A Re-Aprender se Dijo

Con la elimination del botón de inicio hay muchas que cambian. ¿Cómo volver al home?, ¿cómo cambiar entre aplicaciones?, ¿cómo tomar una captura de pantalla?, ¿cómo resetear el equipo?, ¿cómo traer el control center? etc., etc. Y luego de tantos años de hacerlo de una manera, la mano ya parece entrenada.

Así que toca re-aprender y creo que eso es lo único que me ha “molestado” (debe haber una mejor palabra) del iPhone X. Eliminar la costumbre no es fácil pero creo que la curva de aprendizaje no es tan larga. En estas primeras horas, claro, me he equivocado y me ha tocado pensar cómo hacerlas pero creo que pronto me acostumbraré a la nueva forma. 

Doble Vidrio – Doble Riesgo

Aún no he podido probar la carga inalámbrica que trae el iPhone X. Creo que no lo haré hasta el próximo año cuando Apple lance su cargador. Pero desde ya corro el doble de riesgo de romper el teléfono que el corría con mi iPhone 6s Plus. Así que, por primera vez, le pondré un forro a mi teléfono.

El Servicio de Apple no tiene Igual

Como lo compré en Estados Unidos recibí un correo con una invitación a una sesión personalizada (via web) para configurar y conocer mi iPhone. Fue ayer por la mañana y debo decir que a pesar de que había leído e investigado de todo sobre el iPhone X, la sesión fue super-productiva y creo que para un usuario normal hace una diferencia sustancial.

Ojalá los APR (Apple Premium Resellers) o la misma compañía implementara este mismo sistema en America Latina. Estoy seguro que sería aún más provechoso para nuestros usuarios.

Así vamos, así sigue nuestra evaluación del iPhone X. La próxima les contaré más detalles del dispositivo, de su pantalla OLED y de sus cámaras.
Samir Estefan

About Samir Estefan

He sido geek desde cuando no era tan “cool” serlo. He vivido rodeado y fascinado por la tecnología toda mi vida y estoy convencido que esta es un mecanismo de democratización, participación, inclusión y desarrollo. Me apasiona el efecto que la tecnología tiene sobre la gente, la educación, la productividad y la sociedad.

Trabajo en el mundo de la tecnología como Director de Softimiza, una firma de Software Asset Management, escribo de tecnología aquí en TECHcetera y colaboro en un par de sitios más y doy charlas sobre tecnología cada vez que puedo pues creo que compartir mi conocimiento con otros es la mejor manera de ayudar a crear un mejor país.

No soy periodista. Soy un usuario más, tal vez un poco más avanzado que otros, que ve en la tecnología la posibilidad de compartir con su familia, amigos y conocidos su vida y sus intereses.

Category

LABS, PRIMERA VISTA

Tags

,