A estas alturas ya debe saber que el GRAN cambio que propone el iPhone X está en su pantalla. 

Y es que por primera vez en la historia del dispositivo, la pantalla ocupa la totalidad de la cara del mismo (bueno, menos el “notch”). 

La pantalla del iPhone X mide 5.8” con un formato de 19.5 : 9. Es decir, es más alta pero más delgada que la del iPhone 8 Plus.

Su resolución es de 1125 x 2436 (vs 1080 x 1920 del iPhone 8 Plus y tiene una densidad de 458 ppi (vs 401 del iPhone 8 Plus).

En español, tiene más pixeles en un area similar y por ende su contenido se ve mucho más nítido que el del iPhone 8 Plus.  

El iPhone X es el primer iPhone en usar una pantalla super AMOLED y no una de tipo LCD.

Estas pantallas, presentes en varios equipos de OEMs de Android por años, tienen un menor consumo de energía, un mucho mejor contraste (sobre todo cuando se habla de negros), pero los niveles de saturación no son los mejores (por eso los colores en muchas de esas pantallas parecen exagerados).

[La gente de Science Studio tiene una buena – y super techie – explicación de la diferencia entre AMOLED y IPS LCD. Pueden ver el video en este link si les interesa]

Ese nivel exagerado de color, de saturación, es lo que ha hecho que Apple se demore tanto en adoptar la tecnología, a pesar de los otros beneficios (si usted tiene un Mac sabe lo picky que son los de Apple con el tema de los colores y lo absurdo que es el nivel de manejo de colores en su plataforma).  

Cierto: la pantalla del iPhone X la fabrica Samsung, pero no quiere decir que sea una pantalla estándar de Samsung ni que sea la misma que usa el Galaxy S8.

Esta es una pantalla diseñada por Apple y producida por Samsung bajo una especificaciones muy detalladas de Apple. Y creo que se ve al compararla con la del S8.

Tienen el mismo tamaño, en pulgadas: 5.8” pero es un poco más alta que (con un ratio de 19.5 : 9 vs 18.5 : 9). Tiene menos pixeles (el S8  tiene 1440 x 2960) y una menor densidad (458 vs 570 ppi). Y sin embargo cuando uno las compara en vivo no se ve la diferencia. Puede ser porque a esta distancia el ojo ya no es capaz de percibirla. O puede ser por las especificaciones de construcción específicas que exigió Apple. O puede ser, como con otros términos técnicos, que ya hemos llegado a un punto en el que más megas, gigas o pixeles ya no hacen la diferencia y son solo marketing jargon.

En donde sí se ve la diferencia es en el manejo de los colores y de la saturación. 

Y en donde se siente la diferencia, vs iPhones anteriores es en la duración de la batería (las pantallas OLED consumen menos energía), algo que debo confesar que me tiene muuuuuuuuuuuuy feliz!

No es posible hablar de la pantalla del iPhone X sin hablar del “Notch” de la parte superior.



Para algunos es un desastre, para otros es una maravilla tecnológica. Para mí es una mezcla de “wow” – por la cantidad tan absurda de tecnología  que tiene adentro y por lo que hace con ella (en el próximo artículo hablaré de Face ID) – con  “mmm” – por como se come un pequeña parte de las aplicaciones y de los videos.

Sin embargo he notado otra cosa: el notch es ahora un feature! Y convierte el iPhone X en un dispositivo super reconocible a simple vista (me he dado cuenta porque cuando la gente lo ve me pregunta si ese es el iPhone X). 

Con el tiempo lo ve uno menos, especialmente cuando los desarrolladores incorporan su existencia en el desarrollo de sus apps y estas se amoldan al nuevo “look & feel” y la forma en que Apple ha aprovechado los espacios que quedan a su izquierda y derecha para mostrar la información básica (operador, señal de celular y de wifi, nivel de la batería y algunas cosas nuevas) hacen que su presencia sea menos notoria e impactante.

Claro, la pantalla completa implica que ya no hay un botón de inicio, algo que impacta bastante en el funcionamiento de iOS al que venimos acostumbrados. Pero de eso hablaré en mi review completo. 

La pantalla del iPhone X es hermosa, llamativa y omnipresente. Es la razón de ser del facelift y es el corazón de la revolución a la que apuesta Apple. Una en la uno sienta que no hay nada entre la realidad física y usted diferente a un stream de información que la complementa y la enriquece. 

Y es suficiente razón (más no la única) para escoger el iPhone X por encima de los otros modelos lanzados esta año por la compañía. 

  • diegoparedes

    Apple mejoro mucho su resolución y nivel gráfico en las pantallas.

  • xoj_21

    es una pantalla comun y corriente de samsung, es mas produccion del año pasado. samsung no vende su modelo mas reciente a otros. las pantallas oled no se pueden personalizar fuera de la forma , y como hacen la calibracion , sorry por bajarte de tu nube

Samir Estefan

About Samir Estefan

He sido geek desde cuando no era tan “cool” serlo. He vivido rodeado y fascinado por la tecnología toda mi vida y estoy convencido que esta es un mecanismo de democratización, participación, inclusión y desarrollo. Me apasiona el efecto que la tecnología tiene sobre la gente, la educación, la productividad y la sociedad.

Trabajo en el mundo de la tecnología como Director de Softimiza, una firma de Software Asset Management, escribo de tecnología aquí en TECHcetera y colaboro en un par de sitios más y doy charlas sobre tecnología cada vez que puedo pues creo que compartir mi conocimiento con otros es la mejor manera de ayudar a crear un mejor país.

No soy periodista. Soy un usuario más, tal vez un poco más avanzado que otros, que ve en la tecnología la posibilidad de compartir con su familia, amigos y conocidos su vida y sus intereses.

Category

LABS, REVIEWS

Tags

, ,