Lo Wow!

  • El Bisel Giratorio + la Interfaz de Usuario
  • La Batería 
  • Tizen
  • Compatible con Android y iOS

Lo Mmm…

  • Pocas Aplicaciones + Bugs en Apps de Terceros

Así se Ve


Casi Casi Casi Perfecto

Poco a poco Samsung se ha venido acercando a la perfección, en lo que a smartwatches se refiere. 

Recuerdo el primer Galaxy Gear con su diseño galáctico-futurista que llamaba la atención pero que desfallecía al primer intento de operar el dispositivo. Samsung ha recorrido un largo camino desde entonces y me atrevería a decir que con el Gear S3 (me gusta más la edición Frontier que la Classic) ronda la perfección. 

Por qué “ronda” y no “logra”? La verdad es que el mayor activo del Gear S3 es también su talón de Aquiles: Tizen. 

Samsung tomó la decisión hace 3 años de utilizar Tizen, su propio sistema operativo, para sus Televisores y Wearables (incluso hemos visto un par de teléfonos inteligentes con este sistema) dejando de lado a Android Wear (en el caso de los “vestibles”). 

Tizen es un diferencial inmenso (para bien y para mal)

Desde el comienzo he dicho que celebro la decisión. Samsung es demasiado grande y demasiado importante para tener un me-too en cada producto que saca. Tizen es un diferencial inmenso. Se ve en el diseño, se ve en el performance, se ve en la posiblilidad de configurar hardware y software de la mano para ofrecer una mejor experiencia que la de los relojes inteligentes de cualquier marca que usen Android como sistema operativo. 

Pero Tizen es, a la vez, lo que impide que el Gear S3 sea perfecto. O mejor, no es Tizen, son los desarrolladores. Lamentablemente la cantidad de Apps disponible para Tizen es menor que la de Android Wear y tristemente varias de las apps de terceros presentan bugs que uno no encuentra en otros sistemas operativos de dispositivos vestibles.

Ahora bien, no es ni un problema generalizado ni un factor para decir “no” a un equipo que a simple vista parece un reloj tradicional (deportivo o clásico dependiendo del modelo que escoja) robusto, elegante, masculino y bien construido pero que en sus entrañas esconde un computador casi tan potente como el que llevó al hombre a la luna. 

El Gear S3 tiene un procesador Exynos dual-core de 1GHz, 768MB de RAM y 4GB de memoria interna (el computador del Apollo 11 tenia solo 32k). Todo esto debajo de una pantalla super AMOLED de 1.3” recubierta con Gorilla Glass SR+, un material precisamente diseñado para wearables con una mayor resistencia a rayones y golpes en un cuerpo de 49 x 46 x 12.9 mm  y 59 g de peso.

Ahora bien; el Gear S3 no es para todo el mundo. Es claramente un reloj super masculino (lo siento niñas pero en esta ocasión Samsung pensó en lo hombres) e incluso para algunas personas con manos pequeñas, el Gear S3 no será adecuado.

Con una certificación IP68 mas otra de grado militar (para ambientes húmedos) el Gear S3 se puede usar prácticamente en cualquier ambiente, aunque Samsung recomienda no sumergirlo en el mar y limpiarle el cloro que pueda derivarse de uso en una piscina pues esos otros componente pueden llegar a dañarlo. 

El Verdadero Killer Feature

Ahora bien, más allá de todas esas especificaciones técnicas – que pueden o significar nada a la hora de la experiencia final – el killer feature del Gear S3 es su Interfaz de usuario. El bisel giratorio es una de las grandes ideas que Samsung ha implementado a la perfección. Con solo girarlo hacia la derecha o a la izquierda es posible controlar el dispositivo sin tapar la pantalla con los dedos. Recibió una llamada? Fácil! Derecha contesta, Izquierda rechaza. Quiere navegar por los diferentes menús? gire para allá o gire para acá. Sin interferir en la pantalla, sin tapar el contenido.

La adición del GPS y el Barómetro, sumados al accelerómetro, giroscopio y sensor de corazón – más las mejoras hechas a la aplicación S Health – hace del Gear S3 un gran acompañante para quienes quieren hacer ejercicio y llegar un control de su actividad física. 

Un detalle final, interesante para algunas personas: el Gear S3 es compatible no solo con los smartphones de Samsung. Funciona con cualquier dispositivo Android (que corra una versión no milenaria del sistema operativo) y además con iOS. Si, así como lee: puede conectar el reloj a su iPhone y utilizar varias de sus funcionalidades (aunque no todas).

El Gear S3 funciona con cualquier correa o manilla de 22mm que usted consiga. Ya no es necesario limitarse a aquellas que Samsung y sus partners saquen específicamente para el dispositivo. En el largo plazo, este puede ser un activo interesante para poder darle diferentes looks a su reloj con manillas de diferentes estilos y con las cientos de “caras” que ya están disponibles. 

Calificación 9/10

🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟

Samir Estefan

About Samir Estefan

He sido geek desde cuando no era tan "cool" serlo. He vivido rodeado y fascinado por la tecnología toda mi vida y estoy convencido que esta es un mecanismo de democratización, participación, inclusión y desarrollo. Me apasiona el efecto que la tecnología tiene sobre la gente, la educación, la productividad y la sociedad. Trabajo en el mundo de la tecnología como Director de Softimiza, una firma de Software Asset Management, escribo de tecnología aquí en TECHcetera y colaboro en un par de sitios más y doy charlas sobre tecnología cada vez que puedo pues creo que compartir mi conocimiento con otros es la mejor manera de ayudar a crear un mejor país. No soy periodista. Soy un usuario más, tal vez un poco más avanzado que otros, que ve en la tecnología la posibilidad de compartir con su familia, amigos y conocidos su vida y sus intereses.

Category

LABS, REVIEWS

Tags

, , , , ,