Lo Wow!

  • El Touch Bar tiene un potencial impresionante
  • USB-C es el futuro (1 conector que reinará)
  • MacOS sigue siendo el mejor sistema operativo del mundo
  • El Touch ID será inmenso

Lo Mmm…

  • Sólo USB-C
  • Baja Reparabilidad / Opciones de Upgrade Posterior
  • Precio

La Experiencia

Apple tiene un problema: en el papel parece que lo que ha introducido en los últimos años no ofreciera un verdadero valor para justificar (a) las demoras en el lanzamiento de sus productos y (b) el elevado costo que quiere cobrar por los mismos.

La verdad es que si usted quiere entender qué ofrecen los nuevos MacBooks Pro tendrá que probarlos, jugar con ellos, cacharrearles. Sólo así entenderá por qué el MacBook Pro es el mejor computador que hay en el mercado y por qué sólo Apple puede ofrecer una experiencia, que gracias a la integración de Hardware, Software y Servicios, es muy superior a lo que usted obtiene de otras plataformas.

Nota: Debo hacer la salvedad de que Microsoft, con sus equipos propios y con la presión que ejerció sobre sus OEMs, se está acercando vertiginosamente a esta misma realidad.

El nuevo MacBook Pro con Touch Bar no es para todo el mundo. No creo que haya muchos usuarios de Windows que decidan pasarse a macOS gracias a estos equipos. Creo, al contrario, que para cualquier usuario de Apple que utilice computador + teléfono y/o tableta la introducción del Touch Bar es un activo invaluable (y poco entendido por ahora).

Apple se ha negado a introducir un Mac con pantalla táctil. Es raro, porque la experiencia que propone con el iPad Pro más el teclado es precisamente la que se niega a ofrecer en su línea de computadores. Sin embargo, es claro que un teclado físico, análogo, ya no es suficiente para ofrecer la productividad que el usuario – que ya goza de los beneficios de los teclados dinámicos en iOS – espera.

El Touch Bar es bien interesante. Y tiene un potencial impresionante

La solución propuesta es el Touch Bar. Una segunda pantalla que reemplaza las teclas tradicionales de funciones y que ofrece menús dinámicos que cambian dependiendo de la aplicación que se esté usando. Si usted está en la aplicación de mensajes, puede incluir emojis directamente desde la barra. Si está en iTunes, tendrá los controles de música propios de la aplicación. Si está escribiendo una carta, encontrará opciones de formato y un teclado predictivo. Y así en cada una de las aplicaciones nativas del sistema y en varias de desarrolladores que ya han incorporado mejoras de Touch Bar a sus aplicaciones de macOS.

La posición del Touch Bar y su cercanía con el teclado es clave para que uno, poco a poco, la use cada vez más e incremente su productividad radicalmente. En mis 10 días de uso del nuevo MacBook Pro con Touch Bar (el que he probado es uno de 13″) me he enamorado de la barra y de lo que ofrece en materia de productividad, aunque me he encontrado en varias ocasiones tocando la pantalla (la del computador) para tratar de completar diversas tareas.

El Mito de los Adaptadores

Salgamos de una vez del tema: el nuevo MacBook Pro sólo tiene puertos USB-C (4 de ellos). En principio esto puede ser un infierno para aquellos usuarios que utilizan muchos periféricos (Discos Duros externos, Impresoras, Pads de Escritura, etc., etc.). Elimina, además, el lector de tarjetas de SD tan utilizado como slot de memoria adicional (aquí hay una tarjeta que recomendé hace un par de años) como para cargar fotos y videos directamente desde su fuente. Es casi seguro que tendrá que comprar adaptadores. Los USB a USB-C para conectar lo que tenga en la actualidad, los de USB-C a Lightning para poder conectar su iPhone a su computador directamente (hey Johnny, en serio????) y los de USB-C bien sea a HDMI o VGA (o a ambos) para poder hacer presentaciones en pantallas y proyectores externos. La razón es fácil: USB-C es el futuro. No sólo de Apple sino de la industria. Un sólo cable que reinará. Un sólo cable que estandarizará todo. Un sólo cable por el que puede mandar audio, video, datos y corriente. USB-C es campeón. Y aunque es el futuro, no es el presente. Pocos discos duros externos tienen conectores de USB-C. Pocas pantallas tienen puertos USB-C. Casi ningún proyector incorpora, aún, la tecnología.

USB-C es el futuro, pero no el presente. Y eso significa sacrificios

techcetera_macbook_pro_touch_bar-9353
Pero así es Apple. La compañía se ha caracterizado por años por tener una base de usuarios que está dispuesta a dar el salto, adoptar nuevas tecnologías y botar a la caneca el pasado. Y por ahí derecho sirve de escudero para que los mercados adopten dichas tecnologías masivamente, ayudando a sus competidores con el proceso de cambio de paradigma. Así fue con el CD Drive, así fue con los discos duros de estado sólido, así está siendo con el puerto de 3.5mm y así será con el puerto USB-C.
El diseño del MacBook Pro cambia poco, se altera sutilmente, suficiente para que los expertos vean las diferencias pero lo mínimo para garantizar que los equipos antiguos siendo viéndose vigentes y que el mercado secundario de los mismos no se vea afectado demasiado. Eso sí, su footprint es MUCHO menor que el de sus antecesores. En dimensiones y en peso.
Los nuevos MacBook tienen un problema gravísimo de reparabilidad y de opciones de actualización. Reemplazar el RAM o el disco duro es prácticamente imposible pues están soldados al board directamente. Por eso tendrá, al igual que ha venido haciéndolo con los iPhones desde el 2007, que escoger lo quiera de memoria, de almacenamiento y demás, desde el momento de la compra para toda la eternidad.
La buena noticia es que los nuevos MacBook ya incluyen opciones de 1 y 2 TBs en almacenamiento y hasta 16GB en Memoria RAM. Lo malo es que le costará caro hacer estos upgrades.
Los nuevos MacBook Pros están en la franja superior de su segmento en términos de precio. Arrancan en USD 1799 (el de 13″) y USD 2399 (el de 15″) pero pueden subir, sin problema, a USD 2500 y USD 3500 si uno hace upgrade de las opciones de procesamiento, memoria, almacenamiento y gráficas que ofrece la compañía. A eso súmele los markups de la cadena de distribución en América Latina que ya hemos mencionado en el pasado y las idioteces de ciertos gobiernos en materia tributaria con respecto a la tecnología (saludos Ministro Cárdenas) y los precios que veremos en la región seguro serán complejos.

Haga lo que haga, no se compre un MacBook Pro de 128 o 256GB

Para algunos será exagerado. Para muchos será prohibitivo. Y a pesar de las quejas iniciales, los nuevos MacBook Pros siguen con tiempos de entrega de 3 semanas (1 más del estándar) y la posibilidad de conseguir una máquina con opciones avanzadas en las tiendas es prácticamente imposible.
Los nuevos MacBook Pro son un tote. Si, los procesadores no son los que Intel ha anunciado en estos días pero eso más una ventaja que un problema. Su tecnología está probada y su rendimiento ha sido optimizado para macOS y para las nuevas memorias SSD. Su velocidad es impresionante, el brillo y colores de la nueva pantalla son casi ilógico y los parlantes han mejorado radicalmente.
Me ha llamado mucho la atención que el nuevo trackpad sea TAAAAAN grande. Es súper cómodo pero no sé por qué creo que pronto veremos a Apple anunciar que su Magic Pencil será compatible con los nuevos trackpads.
Mi MacBook Pro va a cumplir 5 años. Es decir 1827 días. Miro a mis amigos y compañeros y pocos pueden  decir lo mismo. El tiempo de vida de un Mac es muy superior al de la competencia.
Recuerdo cuando lo compré que decidí meterle todo lo que pude, a pesar del aumento en el precio que eso significó. Hoy no me arrepiento. Ese computador y mi iPhone son los únicos dispositivos que utilizado casi todos los días en todo este período. Ahí está mi vida, mi trabajo, mi entretenimiento, mis recuerdos. Gracias a él he sido productivo, gracias a él he cerrado cientos de negocios, he dejado decenas de clientes satisfechos y he logrado escribir, casi a diario, aquí en TECHcetera.
Pensar en USD 3000 es duro pero si mi nuevo MacBook Pro me dura otros 5 años me terminará costando USD 1.6 diarios. Eso, es barato para todo lo que me puede ofrecer.

El Verdadero Killer Feature

Ahora bien, el verdadero killer feature del nuevo MacBook Pro es la introducción de un lector biométrico (el Touch ID) en el laptop. Claramente Apple no es el primero en hacerlo pero todos sabemos que lo que existe en el mercado es – sin rodeos – una porquería. No hay ninguno que funcione medianamente bien. El Touch ID, al igual que el iPhone, funciona a la perfección.
Sirve, por ahora, para desbloquear el equipo, para abrir notas y contenido protegido y para autorizar compras de las tiendas propias de Apple y aquellas que usen Apple Pay. Pero es claro que comenzaremos a ver implementaciones de seguridad e identificación de usuarios (1Password ya anunció la propia) en Aplicaciones y servicios web, lo que podría poner fin – de una vez por todas – al uso de de passwords inseguros y reciclados por parte de los usuarios.
Acuérdese de mí. Si bien este no ES, seguro SERÁ el killer feature del nuevo MacBook Pro.

Calificación 9/10

🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟

Conclusión

Si la experiencia de estos días se mantiene, si los desarrolladores le sacan el jugo al Touch Bar, este será el referente del mercado, el equipo que todos copian (como pasó y sigue pasando con el MacBook Air), la tecnología que todos imitan y tratan de incorporar. Como dije al comienzo, entiendo que el MacBook Pro con Touch Bar no es un equipo para todos. Es más, para algunos será mejor esperar un año a que bajen un poco sus precios. Lo que sí creo que es que hoy por hoy no hay mejor laptop en el mercado.
Samir Estefan

About Samir Estefan

He sido geek desde cuando no era tan "cool" serlo. He vivido rodeado y fascinado por la tecnología toda mi vida y estoy convencido que esta es un mecanismo de democratización, participación, inclusión y desarrollo. Me apasiona el efecto que la tecnología tiene sobre la gente, la educación, la productividad y la sociedad. Trabajo en el mundo de la tecnología como Director de Softimiza, una firma de Software Asset Management, escribo de tecnología aquí en TECHcetera y colaboro en un par de sitios más y doy charlas sobre tecnología cada vez que puedo pues creo que compartir mi conocimiento con otros es la mejor manera de ayudar a crear un mejor país. No soy periodista. Soy un usuario más, tal vez un poco más avanzado que otros, que ve en la tecnología la posibilidad de compartir con su familia, amigos y conocidos su vida y sus intereses.

Category

LABS, REVIEWS

Tags

, ,